Lanza Pyongyang amenaza militar a Seúl por propaganda anticomunista

Tokio.- Corea del Norte advirtió el martes que tomará firmes “acciones” contra Corea del Sur a menos que detenga a los activistas sudcoreanos que lanzan propaganda que condena al líder norcoreano Kim Jong-il.

La advertencia fue lanzada esta tarde por el ejército del país comunista en momentos en que resurgen las versiones sobre el estado de salud del líder norcoreano, de quien Corea del Sur dijo que está recuperándose rápidamente y Japón que está hospitalizado.

“Si las autoridades (sudcoreanas) marionetas siguen ocupándose de nuestras advertencias con excusas, nuestros militares no tendrán más opción que movilizarse”, dijo un portavoz del ejército norcoreano a la agencia estatal KCNA de Pyongyang.

Las fuerzas norcoreanas “golpearán a Corea del Sur con medios más poderosos que las armas nucleares”, advirtió el vocero militar en una entrevista con la KCNA, reproducida por la agencia sudcoreana de noticias Yonhap.

Esta amenaza, que eleva la tensión entre ambos países, vino luego que Pyongyang -en un breve diálogo militar con Seúl la víspera- acusó al gobierno sudcoreano de negligencia por no impedir que activistas lancen propaganda anticomunista en la frontera común.

La acusación llegó horas después de que familiares de sudcoreanos secuestrados por Corea del Norte y activistas lanzaron unos 40 mil globos que llevaban frases anticomunistas cerca de la frontera, pese a la petición de Seúl de que no lo hicieran.

El director del Servicio Nacional de Inteligencia de Corea del Sur, Kim Sung-ho, dijo esta noche en rueda de prensa que la propaganda a través de la frontera intercoreana “plantearía una amenaza” para el régimen norcoreano, ya que podría llegar a sus ciudadanos.

Sin embargo, Kim indicó que el gobierno sudcoreano encabezado por el presidente Lee Muyng-bak “no tiene mucho control sobre este tipo de acciones”.

La tensión entre las dos naciones asiáticas coincidió este martes con nuevos reportes sobre la salud del líder norcoreano, quien “parece estar recuperándose rápidamente” de la enfermedad que sufrió en agosto pasado, según el jefe de la inteligencia sudcoreana.

De acuerdo con Kim, el líder comunista de 66 años y que ha estado ausente de la escena pública desde el pasado 14 de agosto, “ya está bastante bien para reasumir sus deberes ordinarios”.

El funcionario surcoreano confirmó que médicos extranjeros han estado entrando a Corea del Norte para atender a Kim Jong-il, pero no hizo referencia al reporte sobre su hospitalización difundida esta mañana por los servicios de inteligencia de Japón.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login