Conspiración contra Obama muestra de resentimiento extremista

Por George Rodríguez.

San José.- La frustrada conspiración para asesinar al candidato presidencial estadunidense Barack Obama, es preocupante y es muestra de resentimiento extremista, consideró el rector de la estatal Universidad Nacional (UNA) de Costa Rica, Olman Segura.

El plan descubierto por autoridades de Seguridad de Estados Unidos y revelado esta semana es evidencia de la aversión a que llegue eventualmente un afronorteamericano a desempeñar la primera magistratura de ese país, dijo Segura en declaraciones a Notimex.

“Como que hay un resentimiento, sobre todo de los grupos extremistas, hacia esa situación”, dijo respecto a la contundente popularidad de Obama, postulado por el Partido Demócrata como su candidato para las elecciones del próximo martes 4 de noviembre.

El hecho que haya existido tal conspiración, “para nosotros como país demócrata, y nosotros en general como representantes de un profundo respeto a la democracia, es muy preocupante”, expresó Segura, quien preside el Consejo Nacional de Rectores (Conare).

“Independientemente de la posición ideológica que tenga (el candidato presidencial republicano John) McCain y Obama, y otros potenciales (aspirantes) en Estados Unidos y otros países, no puede existir este grado de intolerancia”, subrayó.

La conspiración “está indicando, además, me parece, que hay todavía en Estados Unidos una aversión a que un afroamericano llegue a la presidencia”, dijo y apuntó que “también existe la aversión a que una persona alcance tal grado de popularidad, como parece que está alcanzando Obama”.

En este contexto, “lo toma mucho en cuenta la juventud, las mujeres y grupos que tradicionalmente han estado más apáticos en la política pero que ahora están mucho más activos”, indicó Segura.

“Yo no quisiera pensar que se repita lo que le ha pasado al clan Kennedy”, agregó en alusión a los asesinatos en la década de los 60, del entonces presidente estadunidense, John F. Kennedy, y su hermano el entonces ministro de Justicia, Robert Kennedy.

“Pero es claro que un demócrata no tradicional, que empieza a aparecer con gran fuerza, produce una resistencia muy grande”, aseguró el rector de la UNA.

La votación programada para el 4 de noviembre próximo en Estados Unidos marcará la elección presidencial número 56, y determinará quién reemplazará en enero del año próximo a George W. Bush, para el cuatrienio 2009-2013.

El actual gobernante estadunidense finalizará entonces el segundo de sus dos mandatos presidenciales consecutivos (2001-2005, 2005-2009), presentando niveles de popularidad extremadamente bajos.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login