Insulta diputado israelí al presidente egipcio Mubarak

Jerusalén.- Un diputado israelí insultó de forma grave al presidente de Egipto, Hosni Mubarak, con lo que puso en entredicho las relaciones entre ambos países y obligó al primer ministro Ehud Olmert y al presidente Shimon Peres a pedir perdón.

El diputado en cuestión, Avigdor Lieberman, envió a Mubarak al “infierno” por su reticencia a hacer una visita de Estado a Israel, a pesar de que los líderes israelíes viajan a verlo varias veces al año.

“Vez tras vez, nuestros líderes van a Egipto para encontrarse con Mubarak, y él nunca ha realizado una sola visita oficial a Israel”, dijo el diputado en medio de una sesión especial, para recordar a un ministro israelí que fue asesinado por palestinos en un hotel de Jerusalén en 2001, al comenzar la Intifada de Al-Aksa.

Lieberman y el ministro asesinado, Rehavam Zeevi, más conocido por su sobrenombre de “Ghandi”, compartieron bancada parlamentaria.

“’Ghandi’ nunca hubiera aprobado nuestro propio negacionismo frente a los egipcios. Un líder que se valora a sí mismo ya hubiera condicionado estos encuentros a una base de reciprocidad”, manifestó.

Pero en lugar de finalizar ahí sus palabras, en la crítica política, el diputado eligió seguir hasta acabar en un sonado: “si quiere hablarnos, que venga, y si no quiere, por mí puede irse al infierno”.

El insulto generó las inmediatas protestas de numerosos diputados, mientras que las caras de los ministros del gobierno hablaban por sí solas de la delicada situación en la que les acababa de poner el líder derechista.

Lieberman, quien fue ministro en varias ocasiones y dirige el partido Israel es Nuestra Casa, de extrema derecha, causó hace años otra polémica con Egipto, cuando dijo que Israel debía bombardear ese país, en un discurso llamado “Teherán-Asuán”, en el que urgió a dar el mismo trato al régimen iraní islámico que a los egipcios.

Asuán es la represa más grande en Egipto, y llamó a bombardearla por ser blanco estratégico vital en el país vecino.

Para evitar malentendidos y una crisis con el principal país árabe y el primero que llegó a un acuerdo de paz con Israel, hace treinta años, los máximos dirigentes israelíes llamaron por teléfono a Mubarak y le pidieron perdón.

“El primer ministro Olmert habló esta tarde con el presidente egipcio, Hosni Mubarak, y se disculpó -por todo el Estado de Israel- por las crudas declaraciones que el diputado Avigdor Lieberman hizo de él en el Parlamento”, comunicó la Oficina del Primer Ministro.

“El primer ministro agregó que esas declaraciones no deberían haber sido dichas, pero desde el momento que lo fueron, son innecesarias y dañinas”, señaló el comunicado.

Por su parte, la oficina de Peres, que recientemente estuvo en Egipto en visita oficial para fomentar la paz con la ayuda de Mubarak, comunicó que éste “tuvo una conversación telefónica con el presidente”.

“El Estado de Israel tiene el más profundo respeto por el presidente Mubarak y su país, por su importante trabajo en la conducción del proceso de paz en nuestra región”, señala esta nota, que alaba los “incesantes” esfuerzos de mediación de El Cairo.

Peres destacó también las buenas relaciones bilaterales entre los dos países desde que firmaron el tratado de paz de 1979 y declaró que “se basan en el respeto mutuo”.

Por ello, consideró que “un solo comentario no podrá arruinar una profunda relación como la que tenemos”.

“El impacto de las declaraciones” del diputado, valoran esta noche diplomáticos israelíes, “será pequeño”, pero “desde luego ha puesto a Israel en un mal trago”.

“Para nosotros y para occidente, Mubarak es un líder y mediador valioso en el proceso de paz con los palestinos y con otros países de la región, pero en su país debe hacer frente a las críticas de su pueblo que no ve con buenos ojos el acercamiento a Israel”, agregó.

“Las declaraciones de un diputado y ex ministro de Israel, como las que oímos hoy, no contribuyen a mejorar su imagen ni, desde luego, la nuestra”, concluyeron.

En un encuen

You must be logged in to post a comment Login