Se vale Yoshua Okón del arte para reflejar preocupaciones cotidianas.

* El artista mexicano presentó el catálogo de una exposición queexhibió en Alemania
* Abrirá muestra en agosto de 2009 en el Museo de Arte Carrillo Gil

México, 30 Oct (Notimex).- Aburrido de que a principios de la
década de los 90 lo único que encontraba en los museos eran obras que
trataban de reflejar “el mundo interior del artista”, Yoshua Okón
(Ciudad de México, 1970) se planteó como un reto hacer arte que
respondiera directamente a su contexto, sus experiencias cotidianas y
las de otras personas, lo que ahora es la constante en su trabajo.

“También me interesaba el tema de lo social y lo político. En
México hubo todo el arte político con la Escuela Mexicana de Pintura
y luego vinieron los de la Ruptura, que reaccionaron en contra de
esto.

“Entonces hay una asociación de que si haces arte con contenido
social necesariamente es político, necesariamente hay una agenda
detrás. Pero yo quería hacer arte que fuera político en el sentido de
hablar de temas políticos sin necesariamente estar empujando un punto
de vista”, acotó Okón.

El artista presentó la víspera el catálogo de la exposición
“Subtitle”, la cual se presentó durante un mes en la Kunsthalle de
Munich, Alemania, en la que reunió una selección de obra en
video-instalación realizada entre 1997 y 2007.

El libro-catálogo incluye una introducción a cargo de Uli
Aigner, directora del Kunsthalle, así como tres ensayos críticos de
Fernando Castro Flórez (España), Elisabeth Hartung (Alemania) y
Ursula Davila-Villa (México).

Okón explicó que para él el sentido del humor conectado a lo
cotidiano es fundamental, y en México es “increíblemente complejo,
que utilizamos todos los días y que es una forma de comunicación,
pero cuando entraba a los museos y veía arte muy solemne.

“Creo que es porque existe una asociación de que si el arte no
es solemne no es serio. Entonces otro de los retos era cómo utilizar
el sentido del humor de una forma compleja, reflexiva y no frívola”,
dijo.

Durante la presentación del catálogo en el Museo de Arte
Carrillo Gil lo acompañaron el escritor Guillermo Fadanelli y el
curador en jefe del MACG, Víctor Palacios, quienes le hicieron una
serie de cuestionamientos y comentarios al artista acerca de su obra.

Fadanelli consideró “que cuando Yoshua Okón propone una obra,
esa pieza está condicionada por la mirada del otro. El cómo
interpreta el otro lo que hace el artista completa, desnuda o
modifica, porque no se trata de piezas asexuadas, están ligadas a
sucesos memorables, a situaciones antropológicas, urbanas, etcétera.

Sigue

Se vale Yoshua. dos. etcétera

“Lo primero que encuentro en su obra es una inclinación a
mostrar las pasiones ridículas, es decir, a ridiculizar las pasiones
humanas. Otra de las características es la idea de llevar al
patetismo y al extremo a los personajes urbanos.

“Están tan despojados de una conciencia de sí mismos que pueden
perfectamente hacer el ridículo o mostrarse sin ningún tipo de
conciencia, ante una mirada que es un tanto distante”, expresó.

Comentó que el catálogo “nos permite ver si el artista tiene un
lenguaje; a lo largo de este tiempo su obra ha sido una suma de
ocurrencias que se han ido almacenando y que es la persistencia, el
mercado del arte y la crítica los que lo han ido formando como
artista”.

Algunas de las obras que se incluyen en “Subtitle” únicamente
han sido expuestas en el extranjero, por lo que el catálogo las
presenta al público mexicano.

© 2006-2008 Notimex, Agencia de Noticias del Estado Mexicano

You must be logged in to post a comment Login