Celebración en EU de Halloween un escape contra crisis económica

La celebración de Halloween, fiesta en la que cada año millones de estaunidenses reavivan la tradición de usar máscaras y disfraces para imitar a los malos espíritus y desanimarlos a causar daño a los vivos, será el escape a presiones económicas.

Pese a ellas, el gasto total de las celebraciones de Halloween en Estados Unidos este año será de cinco mil 77 millones de dólares según la Federación Nacional de Comerciantes al Menudeo (NRF, por sus siglas en inglés).

“Los consumidores que han estado angustiados por la incertidumbre de los meses pasados, pueden ver esta celebración como una oportunidad para olvidar el estrés de la vida diaria y tener sólo un poco de diversión”, dijo en comunicado, Tracy Mullin, presidente Ejecutiva de la NRF.

Este otoño un número mayor de estadunidenses celebrará la “fiesta de brujas”, un 64.5 por ciento en comparación con el 58.7 por ciento en 2007.

Cada uno de ellos gastará 66.54 dólares, en comparación con los 64.82 dólares que erogaron el año pasado a pesar de que el gasto del consumidor ha registrado un decremento en los Estados Unidos en los últimos meses.

La cada vez más popularizada fiesta de Halloween en el mundo occidental tiene sus orígenes en la tradición celta de Irlanda; llegó a Estados Unidos con los inmigrantes irlandeses y de ahí se ha difundido en su región de influencia como nuestro país.

La colecta de dulces, los fantasmas, las fogatas, los disfraces y las linternas talladas en calabazas característicos de esta celebración son reminiscencias simbólicas del festival gaélico pagano llamado “Samahin” que celebraban antiguos pobladores de Irlanda al final de la temporada de cosecha.

Este Halloween, los estadunidenses gastarán un promedio de 24.17 dólares en disfraces de adultos, niños y mascotas. Los consumidores erogarán en promedio 20.39 dólares en dulces; 10.25 dólares en adornos y 3.73 dólares en tarjetas de la temporada, según la NRF.

En la cultura celta o gaélica, el festival de otoño era la época de recolectar provisiones para afrontar el invierno y se creía que en Octubre 31, la frontera entre vivos y muertos se disolvía y el reino de lo inanimado traería peligros a los vivos: enfermedad o daño a las cosechas.

Las linternas esculpidas en calabaza son una versión modernizada de aquellas que los celtas hacían de la cabeza de vegetales como los nabos. En la creencia gaélica, la cabeza era el órgano más importante por ser la sede del conocimiento y el espíritu.

El 35 por ciento de los consumidores usarán un disfraz este año, 31 por ciento asistirá a una fiesta de Halloween; más del 33 por ciento llevará a sus hijos a pedir dulces; 73.7 los regalará, 44 por ciento esculpirá calabazas y la mitad decorará sus casas, según la NFR.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login