Desean alemanes fin de "era de Bush", prefieren a Obama

Por Olga Borobio.

Berlín.- Los alemanes desean que llegue el fin de la “era de George W. Bush” en Estados Unidos y en ese marco favorecen al candidato presidencial demócrata, Barack Obama, símbolo de una nueva generación política, según expertos locales.

El especialista del Instituto John F. Kennedy para Estudios de Norteamérica en la Universidad Libre de Berlín, Irwin Collier, dijo a Notimex que la preferencia de los alemanes por Obama se observa en casi todos los países europeos.

Consultas del instituto alemán de investigación de la opinión pública Allensbach, mostraron que la mayoría de altos representantes del sector económico, político y administrativo de Alemania prefiere al candidato demócrata para la presidencia estadunidense.

El 75 por ciento de los entrevistados manifestó su deseo de que Obama ocupe el cargo como sucesor de Bush, al tiempo que su contrincante republicano, John McCain, obtuvo un 22 por ciento de aceptación.

“Creo que la preferencia por Barack Obama se debe a que se desea ver una división clara, se quiere que el gobierno de George W. Bush quede en el pasado. Si cambia el partido gobernante existen grandes posibilidades de un cambio en el curso político”, opinó Collier.

“También representa un símbolo el hecho de que un afroamericano se convierta en presidente estadunidense, lo que asimismo demuestra un cambio estructural en ese país”, consideró.

Collier destacó que uno de los puntos a favor de Obama es la edad, ya que él representa la nueva generación. “Se trata de la primera generación de políticos ‘post Vietnam’”.

Agregó que por otra parte el comportamiento pragmático de los estadunidenses es relevante, como en lo referente a la eventual reforma del sistema de salud, que adquirió actualidad gracias a la política demócrata Hillary Clinton.

“Una reforma tal ganó un gran significado entre los electores, la gente tiene miedo de perder su seguro médico. Asimismo el deseo de cambio tiene mucha relación con la actual crisis financiera”, precisó el catedrático.

Indicó que esa fue “la gota que derramó el vaso”, y añadió que Bush y los republicanos fracasaron en atender el devastador paso del huracán Katrina y con la guerra en Irak. “Ahora los estadunidenses tienen la sensación de que también fracasó el plan de regulación de los mercados financieros”, añadió.

“Cada semana que ha transcurrido en medio de la crisis financiera, Barack Obama ha ido ganando más votos en diferentes Estados. John McCain intenta ahora defender los estados que habría podido ganar sin grandes dificultades”, resaltó.

El catedrático señaló que Obama no está en contra de medidas militares y agregó que no es un “pacifista” como se creyó en un principio.

“En el caso de Afganistán Barack Obama no será reservado. Es muy probable que se pronuncie por una mayor participación europea a nivel militar en Afganistán, no sólo financiera”, resaltó el experto.

“Si bien el gobierno actual no necesitaba aliados dado su curso unilateral, el candidato demócrata para la presidencia de Estados Unidos estará dispuesto a exigir una mayor cooperación de los países socios en la Alianza Atlántica”, subrayó.

Respecto al rol de Europa en la política exterior estadunidense, Collier opinó que “no debe olvidarse que el Continente Europeo es sólo una de varias regiones importantes a nivel mundial”.

“Desde el punto de vista económico, sobre la región del Este de Asia recae un mayor peso. Estados Unidos tiene relaciones importantes con México y con Canadá, por ejemplo”, señaló.

El analista agregó que el significado de Europa para la política exterior estadunidense “no ocupa un papel tan destacado como sucedió durante la Guerra Fría”.

El experto del Instituto de Estudios Norteamericanos de la Universidad de Munchen, Markus Hunemörder, indicó por su parte que la preferencia de los alemanes por Obama se debe a que existe una memoria histórica positiva respecto a políticos demócratas.

En

You must be logged in to post a comment Login