Nueva polémica Vaticano-Israel por archivos papales sobre nazismo

Ciudad del Vaticano.- Una nueva polémica se abrió entre El Vaticano e Israel, cuando grupos judíos exigieron la apertura de los archivos papales de la época nazi, mientras la Sede Apostólica pidió esperar.

El rabino David Rosen solicitó esta mañana al Papa Benedicto XVI en el Palacio Apostólico de Roma un “pleno y transparente” acceso de los estudiosos a todo el material de archivo del tiempo de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945).

Dicha apertura daría credibilidad a las “afirmaciones” sobre aquel “periodo trágico”, agregó el líder hebreo durante la audiencia que una delegación del Comité Judío Internacional para las Consultas Interreligiosas sostuvo con el pontífice.

“Aun el hecho de que la tragedia pudo desarrollarse con tanta facilidad y haya sido perpetrada por tantos bautizados cristianos, fue un reflejo del nivel con el cual el antisemitismo se instauró en aquella sociedad”, afirmó Rosen.

Agradeció a los cristianos que “fieles a la más sublime de las enseñanzas de su fe, salvaron tantos judíos durante aquel tiempo terrible”.

En las últimas semanas se encendió una fuerte polémica entre El Vaticano y el Estado de Israel por la figura del Papa Pío XII (Eugenio Pacelli), quien guió a la Iglesia católica entre 1939 y 1958, en pleno conflicto bélico mundial.

Por un lado, los grupos judíos acusan al extinto pontífice de haber guardado silencio durante el Holocausto sin condenar públicamente la persecución del régimen de Hitler y, por ello, han pedido a la Iglesia frenar la canonización de Pacelli.

El Vaticano, a su vez, defiende las acciones de Pío XII al sostener que trabajó reservadamente por prudencia política, pero -al mismo tiempo- fue responsable de numerosas acciones para salvar la vida a miles de perseguidos.

Ante la solicitud de acceso a la documentación, el vocero de la Sede Apostólica, Federico Lombardi, advirtió en una nota de prensa que los archivos papales de ese periodo no serán puestos a disposición antes de 2015.

“El trabajo de catalogación y ordenamiento es largo y paciente; el personal es limitado, por ello requiere tiempos adecuados. En total las hojas suman unas 16 millones, los sobres a preparar son 15 mil 430 y los expedientes unos dos mil 500”, ponderó.

Agregó que el prefecto del Archivo Secreto del Vaticano, Sergio Pagano, afirmó recientemente que con las fuerzas actuales los tiempos previstos de trabajo son de, al menos, seis o siete años.

“Antes de ello es irreal pensar una apertura a los estudiosos”, estableció, al tiempo de afirmar que la decisión final, una vez listos los documentos, corresponderá al Papa.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login