Opinan italianos que elección de EU será sobre economía y racismo

Por Mario Osorio.

Roma.- La elección presidencial estadunidense se jugará sobre la economía, el racismo y la posibilidad de que gane un afroamericano demostraría la superación de prejuicios, pero también existe el temor de sea asesinado, opinaron expertos italianos.

“Esta elección se juega en buena parte sobre la economía y sobre la cuestión racial”, dijo a Notimex, Fabrizio Maronta, especialista en Norteamérica de la revista italiana de geopolítica internacional, Limes.

“El triunfo (del afroamericano Barack) Obama tendría obviamente importantes repercusiones: marcaría el declive de la ultraderecha, que no lo vería con agrado, por lo que no se pueden descartar intentos de algunos extremistas de asesinarlo”, alertó.

Maronta subrayó, sin embargo, que Obama cuenta con un amplio servicio de seguridad, tras los recientes intentos de algunos extremistas de atentar en su contra, además que, en sí misma, su elección significaría la superación de prejuicios raciales.

“Estados Unidos no ve ya a la raza Obama como cuerpo ajeno y por lo tanto puede aspirar a la superación simbólica de conflictos raciales, que han marcado muchos momentos dramáticos de su historia”, señaló por su parte el escritor y periodista, Gad Lerner.

“Personificando una novedad generacional planetaria, hija de siglos de migraciones de masa, Obama anticipa nuestro futuro común”, estimó en un artículo publicado en el diario La Repubblica.

Por eso, dijo Lerdner, “existe el temor de que Barack Obama pueda ser asesinado como anomalía insoportable en los tiempos del conflicto de civilizaciones que regalan espacios a los predicadores de una imposible separación étnico-religiosa”.

Según Maronta, el ganador de las elecciones estadunidenses deberá afrontar una potencia “redimensionada” y grandes dificultades, derivadas de la crisis financiera y económica que representa la tumba del proyecto de un mundo unipolar.

“Estados Unidos enfrenta una caída vertical de su autoridad moral y política y una pérdida de influencia que no le permitirán mantener un unilateralismo a ultranza”, opinó Maronta.

“El nuevo presidente estará al frente de un país más pobre, con grandes problemas, atrasado tecnológicamente respecto a China, por ejemplo, con la necesidad de reconstruir su industria y con retardos en infraestructuras”, indicó.

Ello, según Maronta, llevará a un mayor diálogo con Europa, al mismo tiempo que exigirá a sus principales aliados incrementar su participación material en proyectos como la guerra en Afganistán o los destinados a afrontar los costos de la crisis financiera.

“Pero, Europa no se debe ilusionar, pues no será la prioridad de Estados Unidos; lo serán en cambio China, Rusia e Irán”, previó.

El especialista destacó que la crisis financiera ha significado un movimiento de riqueza y por lo tanto de poder de Occidente hacia Oriente, con China como uno de los principales acreedores de Estados Unidos y con una creciente influencia global.

Para Lucio Caracciolo, director de Limes, se vive la crisis del “imperio a crédito”, es decir, el de la paradoja de que mientras Estados Unidos era la principal potencia mundial, también se consolidaba como el primer deudor.

“Estados Unidos podía permitirse convivir con su colosal deuda externa y con el déficit público paralelo como expresiones paradójicas de su hegemonía mundial, apoyada en la mezcla de potencia económica, predominio militar y poder de seducción cultural”, anotó.

“Sumando los costos de las guerras actualmente en curso y los derivados del rescate de colosos financieros en apuros, se arriba a la conclusión de que las opciones del próximo presidente son muy restringidas, sino es que inexistentes, por falta de fondos”, dijo.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login