Alertan sobre crisis financiera en la CIDH

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) enfrenta una crisis financiera que podría comprometer su trabajo en 2009 y provocar la suspensión en el pago de sueldos de la mitad de su personal, advirtió su presidente.

“Las condiciones financieras de la comisión resultan seriamente inadecuadas para cumplir su mandato, son bastante frágiles y hacen que la comisión sea muy dependiente en un financiamiento contingente”, dijo el presidente de la CIDH, Paolo Carozza.

En rueda de prensa, el abogado estadunidense explicó que el hecho de que la mitad del presupuesto regular provenga de contribuciones de los Estados miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA) representa serios problemas para la operación de la comisión.

Indicó que uno de los problemas es la estabilidad de la comisión. “Puede significar que el próximo año no tengamos suficiente dinero para celebrar la sesión ordinaria de sesiones, puede significar que la mitad del personal no tendrá un salario”, expuso.

De igual forma, el directivo de la CIDH se refirió a la posibilidad de que durante 2009 no se pueda lograr la mitad del trabajo que realiza la comisión, lo que podría afectar la situación de los derechos humanos en la región.

Carozza planteó que otro problema con los fondos de contingencia se refiere al hecho de que están condicionados a proyectos especiales.

“No digo que haya mala fe o intentos deliberados para manipular o influenciar a la comisión, pero aún así el hecho que no tengamos control sobre nuestros fondos y su colocación, significa de alguna manera que no tenemos control total de nuestro propia agenda”, dijo.

El año pasado, el presupuesto total de la OEA -del que depende la CIDH- fue de 82.4 millones de dolares, de los cuales, el 4.0 por ciento o 3.7 millones fueron asignados a la CIDH, a los cuales se sumaron 3.8 millones provenientes de donaciones y contribuciones.

Carozza consideró que la única forma para remediar el problema político y financiero es aumentar seriamente el financiamiento a través de fondos regulares, lo cual implica un mayor desembolso por parte de los Estados miembros de la OEA.

Mencionó el caso de la Comisión Africana en Derechos Humanos, la cual tiene un presupuesto que es casi el doble del que se asigna a la CIDH. “¿Acaso eso significa que los países de Africa son el doble de ricos que los de el continente? No lo creo”, acotó.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login