Es considerado Cenobio Paniagua padre de la ópera romántica en México

México, 1 Nov (Notimex).- El músico y compositor mexicano
Cenobio Paniagua Vázquez, considerado como el padre de la ópera
romántica en su país y creador de obras como “Catalina de Guisa” y
“Pietro D”Avanoi”, murió el 2 de noviembre de 1882.

Nació el 30 de octubre de 1821 en Tlalpujahua, Michoacán, sus
primeros estudios musicales los realizó bajo la dirección de su tío,
Eusebio Vázquez, quien dirigía la orquesta de la Catedral de Morelia
y le impartió sus primeras clases de violín.

Desde muy temprana edad, el músico demostró inquietud por
conocer todos los instrumentos que integraban las orquestas
pueblerinas. En su adolescencia decidió abandonar su pequeño pueblo
para trasladarse a Toluca, Estado de México.

Estudió la ejecución de varios instrumentos y composición,
además de que durante esta época creó sus primeras piezas de salón.
Alentado por sus primeros triunfos, el músico decidió encaminar sus
aspiraciones rumbo a la Ciudad de México.

En la capital tuvo la oportunidad de asistir al teatro a
presenciar la ópera y fue entonces que decidió que ya no se ocuparía
de piezas de salón sino que se dedicaría a tal área.

Tras varios intentos fallidos por recibir cátedra de José
Antonio Gómez, destacado músico y profesor de esa época, decidió
estudiar por su cuenta mediante métodos extranjeros en diversos
idiomas.

Al tener la iniciativa de crear su primera ópera, Paniagua se
enfrentó con otra dificultad; no había libretos ni libretistas, por
lo que tomó uno de Félix Romani, libretista de Bellini, y dio vida a
su primera obra, titulada “Catalina de Guisa”, estrenada el 29 de
septiembre de 1859, la cual fue dedicada al general Miguel Miramón.

Difícilmente Paniagua pudo lograr que su ópera fuera producida
en México con libretos italianos, sin embargo el éxito que obtuvo con
su primer obra lo animó a crear una academia de música.

En dicho instituto se crearon obras como “Cleotilde de
Coscenza”, de Octaviano Valle; “Adelaida” y “Comingio”, de Ramón
Vega; “Atala”, Agorante, rey de Nubia” y “La reina de las hadas”, de
Miguel Meneses.

Además de “Romeo y Julieta” e “Ildegonda”, de Melesio Morales,
las cuales fueron representadas en su compañía, la primera empresa
operística mexicana.

Su segunda ópera, “Pietro D”Avanoi”, estrenada el 5 de mayo de
1863, era una composición relacionada con la caída de los franceses,
la cual no fue de mucho agrado para los galos radicados en el país.

En ese mismo año se le acusó de plagiario, pues se decía que su
obra “Catalina di Guisa” era una copia de una obra italiana llamada
“Marcos Visconti”, compuesta en 1855. Al parecer los críticos
olvidaron que Paniagua había compuesto su obra 10 años antes.

Los éxitos de Paniagua continuaron por largo tiempo, no
obstante, cuando decidió salir a Cuba comenzaron los fracasos, su
compañía se disolvió, y fue entonces cuando el compositor decidió
instalarse en Córdoba, Veracruz, donde murió el 2 de noviembre de
1882.

© 2006-2008 Notimex, Agencia de Noticias del Estado Mexicano

You must be logged in to post a comment Login