Muere niño en Halloween: pidió dulces y le dieron balazos

Un niño estadounidense, que pedía dulces junto a su familia durante el Halloween, fue muerto de un balazo disparado desde el interior de una vivienda en la que tocó la puerta, mientras su hermano y su padre resultaron heridos.

Autoridades locales informaron ese sábado que el incidente se registró en la comunidad de Sumter, Carolina del Sur, en donde fue detenido como principal sospechoso Quentin Patrick, de 22 años.

El jefe de la Policía de Sumter, Patty Patterson, explicó que el niño y su familia habían salido de un evento patrocinado por la ciudad y se dirigían a su casa cuando decidieron detenerse en un vecindario para solicitar dulces, como es tradición en la noche de brujas o Halloween.

El padre y sus cuatro hijos se acercaron a una casa que tenía luces encendidas en su entrada, mientras la madre esperaba en el vehículo, narró.

Cuando la familia se encontraba en la puerta, creyó escuchar el estallido de fuegos artificiales. Pero eran disparos, el niño de 12 años, su padre y otro de los hijos, resultaron lesionados por los disparos y fueron llevados a un hospital.

El niño murió en el hospital, mientras el padre y el otro menor presentan lesiones que no amenazan sus vidas.

“La investigación continúa en lo que ha sido una noche muy trágica”, dijo Patterson.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login