Preocupa a la Iglesia "invasión" del paganismo por Halloween

Por Andrés Beltramo Alvarez.

Ciudad del Vaticano.- La Iglesia Católica teme una “invasión” del paganismo extranjero en México por la sustitución de la fiesta cristiana del Día de Muertos por la costumbre estadunidense de festejar el Halloween (Noche de brujas).

En los últimos años, sobre todo en América Latina, se ha difundido la celebración del 1 y 2 de noviembre al estilo estadunidense, en la que niños y jóvenes se disfrazan para salir por las calles a pedir dulces bajo el lema “trik or treat” (travesura o trato).

Esta costumbre, importada gracias a películas y series de Estados Unidos, ha comenzado a preocupar a los obispos católicos, quienes ven perderse la costumbre de dedicar esas fechas a la memoria de los fieles difuntos.

Ante esa situación, numerosas diócesis han decidido emitir documentos y orientaciones pastorales dirigidas a los feligreses para instruirlos sobre cómo actuar ante esta costumbre de origen pagano.

En octubre de 2007, la Arquidiócesis de la Ciudad de México publicó un escrito en el cual recordó que el Halloween es una celebración cuyo origen podría atribuirse a la comunidad celta, cuya principal religión era el druismo.

“Aunque en México es tradición pedir ‘calaverita’, lo cual no tiene nada de malo, es preocupante el hecho de que actualmente se ha desvirtuado la tradición, pues muchos niños recorren hogares exigiendo ‘dulce o travesura’”, indicó.

Agregó que quienes celebran el Halloween “rinden honor a una cultura de la muerte que es producto de costumbres paganas” y apuntó que “es más grave porque esta festividad se ha identificado con grupos satánicos u ocultistas”.

Para este 2008, el arzobispo de la diócesis de La Plata (Argentina), Héctor Aguer, escribió un artículo en el cual manifestó su extrañeza al comprobar que incluso en las escuelas católicas se cumplen estas “observancias extravagantes”.

“Habría que pensar muy bien qué sentido tiene incorporar estos hechos culturales, cuyo significado originario se ha perdido y que desplazan las celebraciones cristianas que corresponde observar en estos días”, apuntó.

“No tenemos que darnos por vencidos y, además, es preciso criticar con toda claridad, serenamente, estas observancias extravagantes, completamente ajenas a la fe católica de nuestro pueblo y a nuestra tradición cultural”, insistió el prelado.

En entrevista con Notimex, el sacerdote mexicano Francisco Fernández Labastida, profesor en Roma de la Pontificia Universidad de la Santa Cruz, advirtió que la difusión del Halloween responde a grupos anglosajones interesados en recuperar costumbres paganas.

Explicó que el problema de la llamada “Noche de brujas” en México es que corresponde a una base cultural ajena y, por ello, genera confusión entre la gente.

“Es como si nosotros quisiéramos exportar la cultura de Día de Muertos a otra parte, lo que ocurriría es que se quedarían con los aspectos folklóricos de la fiesta, lo macabro, la calaca, y no se darían cuenta de los otros aspectos”, apuntó.

Según el presbítero, la mayoría de las ocasiones lo que llega desde el exterior son los aspectos comerciales, la frivolidad o las fiestas, e incluso una relación con lo satánico.

“Se ve como una ocasión más para vender cosas, se cae en una desnaturalización de muchos elementos como suele ocurrir con la Navidad”, sostuvo.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login