Miles de ecuatorianos recuerdan a sus muertos

Quito.- Cientos de miles de ecuatorianos acudieron a los cementerios para recordar a sus muertos en el tradicional Día de Difuntos, en un feriado que se prolongará hasta este lunes, inclusive.

Los cementerios de todos los estratos sociales lucieron este domingo llenos de gente -en muchos casos vestidos de negro, en señal de luto- que concurrió a visitar las tumbas de sus difuntos.

Las manifestaciones más singulares se produjeron en los cementerios populares, donde familiares de los muertos acuden a depositar, además de flores, tarjetas con frases de recuerdo a sus difuntos.

Para la ocasión, en los alrededores de los cementerios pululan negocios de venta de flores, tarjetas y otro tipo de ofrendas, así como de comidas típicas. En el interior, aún se observan escenas de cantores y grupos musicales que interpretan canciones populares en homenaje a los muertos, a pedido de los parientes de los fallecidos.

En algunas regiones del país hay costumbres típicas que en todo caso responden a la creencia generalizada de la existencia de un más allá de la vida. En Manta, provincia de Manabí, en el litoral central del país, algunas familias acostumbran preparar comida especial de sabor dulce, que colocan en la mesa en platos de cerámica para los “angelitos”.

Esta costumbre, que se practica durante tres noches seguidas responde a la creencia de que “nuestros difuntos también comen después de su partida a la vida eterna”, según el reporte de medios locales.

El ritual contempla colocar un vaso de agua en la mesa, luego una cruz posteriormente una cruz (señal del catolicismo) y después cada uno de los dulces se ponen uno junto al otro en platos de cerámica.

En las provincias andinas de Chimborazo y Cotopaxi son alentadas por animeros, quienes recorren cementerios y vecindarios pidiendo por el perdón de las almas en el purgatorio. En la comunidad shuar de Shiramentsa, en Morona Santiago, viejos y jóvenes beben chicha de chonta, hacen vigilia y permanecen armados con sus carabinas para evitar ataques contra sus antepasados, según la tradición de sus habitantes.

En la provincia de Esmeraldas, en el extremo noroccidental del país, La etnia chachi construye chozas en las tumbas de sus seres queridos y coloca alimentos para éstos. En Chone, en la misma provincia de Manabí, algunas familias tienen la costumbre de escribir cartas contándole al fallecido todo lo que ha sucedido.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login