Conmemora Israel el aniversario del asesinato de Isaac Rabin

Jerusalén.- Israel comienza a conmemorar mañana martes un nuevo aniversario del asesinato del primer ministro Isaac Rabin, en medio de la incertidumbre por el futuro del proceso de paz con los palestinos que el extinto jefe de gobierno inició en 1993.

Los actos de mañana se limitan a actividades curriculares y actos extraoficiales, ya que según el calendario de fiestas y conmemoraciones del Estado de Israel, el aniversario de este año, por el calendario hebreo, coincide con el 10 de noviembre.

Ese día está prevista la conmemoración oficial ante su tumba en Jerusalén y la sesión extraordinaria en el Parlamento.

Rabin fue asesinado el 4 de noviembre de 1995 por el extremista de derecha Igal Amir, cuyo propósito fue matar con él el proceso de paz iniciado dos años antes con la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), que por aquel entonces presidía Yaser Arafat.

Como símbolo del legado de reconciliación que dejó Rabin, mañana martes a las 11:00 horas locales, alumnos de una escuela judía y otra árabe de la ciudad de Haifa (norte) celebrarán un acto de recuerdo que servirá de disparo de salida a las demás conmemoraciones.

La principal de ella será el próximo sábado en la plaza de Tel Aviv, en la que Rabin fue asesinado al concluir una manifestación por la paz, y donde todos los años se concentran los grupos de izquierda para una demostración de fuerza.

Este año, el acto ha cobrado importancia suprema por la convocatoria a elecciones anticipadas en Israel, y según escribía este lunes un comentarista local: “será el acto de campaña más importante del campo de la paz”.

Aludía a la dificultad de los partidos de sacar a la gente a la calle para expresar su apoyo, y a que por ello los organizadores buscarán convertir la concentración del sábado en un mitin político de apertura de campaña.

A este acto son generalmente invitados líderes de izquierda, intelectuales y artistas famosos, aunque este año contará al parecer con una innovación.

Medios de prensa informaron que, saliéndose de la norma, los organizadores han invitado a la canciller y dirigente del partido Kadima, Tzipi Livni, una política que aunque proviene de la derecha ha retomado el camino de la paz con los palestinos.

Los medios valoraban que Livni, aunque honrada por el insólito gesto, puede que no asista al acto, pues teme ser identificada demasiado con el campo de la paz en momentos en que necesita votos de la derecha para poder vencer en las elecciones del 10 de febrero.

Una foto suya en la principal ceremonia de recuerdo a Rabin puede ser usada contra ella por los partidos de la derecha, y adosarle el estigma que sus iniciativas de paz conducirán a una ola de atentados como la que sacudió Israel entre 1994 y 1996, a raíz del proceso de Oslo.

Este proceso, que Rabin llevó en secreto durante meses hasta la firma de un acuerdo el 13 de septiembre de 1993 en la Casa Blanca, sentó las bases de las negociaciones de paz entre Israel y la OLP hasta el día de hoy.

La muerte del histórico dirigente israelí, premio Nobel de la paz con su socio y ahora presidente Shimón Peres, y con Arafat, siguió a una campaña virulenta por parte de partidos derechistas, que según confiesa el asesino “le inspiraron” en su proceder.

Por primera vez desde el asesinato, Amir fue autorizado este año a dar entrevistas a la prensa de su país desde la cárcel, aunque los dos principales canales de televisión suspendieron el pasado fin de semana la emisión de la pieza que tenían grabada por una enorme presión pública.

“El rating tiene también sus límites”, dijo el periodista Yair Lapid, presentador del principal programa noticioso del Canal 2 y responsable de que la pieza no saliera al aire.

También coincide este aniversario con una renovada ola de activismo por parte de grupos ultraderechistas, hasta el punto que el director del servicio secreto israelí Shabak, Yuval Diskin, reveló el domingo que es más que posible

You must be logged in to post a comment Login