En un mundo “incierto”, Malevich, Degas y Munch igual baten récords

NUEVA YORK (AFP) – Un cuadro del pintor de vanguardia ruso Kazimir Malevich fue adjudicado por 60 millones de dólares la noche del lunes en Nueva York, prueba de que en un entorno incierto los coleccionistas siguen dispuestos a gastar en obras maestras, según los expertos.

Organizada por la casa de subastas Sotheby’s, que lanzó la víspera de la elección presidencial estadounidense las grandes ventas de arte impresionista y contemporáneo, la velada era esperada con expectativa tras dos meses de tormenta financiera mundial y resultados decepcionantes en las ventas de arte en Londres.

La sala de ventas estaba abarrotada. “Todos querían ver qué pasaría. Pero batimos récords y vendimos 64% de los lotes, la mayoría de los no vendidos no estaban garantizados”, precisó a la AFP David Norman, vicepresidente de Sotheby’s. “Vi la verdadera crisis a inicios de los años 90, cuando los ingresos eran inferiores a 30 millones de dólares”, indicó. Las obras sin comprador no garantizadas no son obligatoriamente adquiridas por el marchante de arte a un precio fijado con anterioridad con el vendedor.

El lunes de noche, Sotheby’s anunció que obtuvo un poco más de 223,8 millones de dólares. Además de la “Composición suprematista” de Malevich, que batió todos los récords para una obra de arte rusa al alcanzar 59,96 millones de dólares (60.002.500 dólares comisión incluida, según las cifras del comunicado), un cuadro de Edvard Munch, “Vampiro”, fue adjudicado por más de 38 millones de dólares, superando la estimación de 30 millones.

Y la “Danseuse au repos” (Bailarina en reposo) del impresionista francés Edgar Degas se vendió por 37 millones de dólares, mientras que estaba evaluada inicialmente en 30 millones.

Los rusos estaban exultantes. “Todas las obras rusas se vendieron muy bien, sin hablar del récord absoluto del Malevich”, subrayó a la AFP Mijail Kamenski, director general de Sotheby’s para Rusia y algunos países de la ex Unión Soviética.

Al comentar los precios récord alcanzados por tres obras de Boris Grigoriev, adjudicadas por 3,6 millones de dólares, 3,17 millones y 1,1 millones, el experto estimó –sin revelar las identidades de los compradores– que “algunos coleccionistas rusos sin duda superaron el temor que reina en el mercado y decidieron gastar un poco su dinero, ¡pero les queda suficiente!”

La euforia no fue completa, y muchas obras de Picasso, Degas, Van Gogh o Modigliani no encontraron comprador. “Vendemos en un mundo incierto, y dadas las circunstancias estamos satisfechos. Vamos a adaptarnos a la demanda, reajustar la oferta, sin duda proponer menos obras de calidad mediana, sea cual sea el autor”, subrayó David Norman.

“El mundo siempre necesita arte. Y las obras más cotizadas siguen siendo muy demandadas. El “Arlequín” de Picasso que fue retirado en el último momento se habría vendido muy bien esta noche”, concluyó, comentando el retiro hace pocos días por motivos “privados” de una de las principales obras de la venta del lunes, un “Arlequín” de Picasso valorado en 30 millones de dólares, la mitad que el Malevich.

You must be logged in to post a comment Login