Recuerda Xirau que conoció a Fuentes en un camión en 1950

* “Algunas de sus novelas son muy buenas, otras no tanto”, señala el poeta catalán
* Reconoce que el escritor es un gran conferencista

Por Sara Ibarra Aragón

México, 4 Nov (Notimex).- Las fiestas en la casa de Rafael
Fuentes y Berta Macías, padres de Carlos Fuentes, las reuniones
sabatinas y el momento en que se conocieron mientras viajaban en un
camión son algunas de las anécdotas que guarda con cariño el poeta y
filósofo mexicano Ramón Xirau.

“Conocí a Carlos Fuentes hace muchos años, (en la década de
1950) cuando mi esposa Ana María y yo abordamos el mismo camión en el
que viajaba él, era de la línea Mariscal Sucre que transportaba a la
gente al sur de la ciudad de México”, recordó el también catedrático
de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional
Autónoma de México.

En entrevista con Notimex, el también filósofo, comentó que dada
la relación de aprecio que había entre la familia de su esposa y la
de Carlos Fuentes, fue como él lo conoció y desde ahí surgió una gran
amistad que ha perdurado por más de 50 años.

Su primer libro “Los días enmascarados” (1954), “La región más
transparente” (1958) y “La muerte de Artemio Cruz” (1962), fueron
algunas de las obras que Xirau conoció y les dio seguimiento, aunque
dijo, “Aura” (1962) es su favorita.

“Algunas de sus novelas son muy buenas, otras no tanto”, expresó
el poeta de origen catalán, radicado en México desde 1939 cuando
terminaba la Guerra Civil en España y tras la invasión de los nazis a
Polonia que daba comienzo a la Segunda Guerra Mundial.

Tras reconocer a Fuentes como un gran conferencista, Xirau,
quien a sus próximos 86 años de vida aún da clases en la Facultad de
Filosofía y Letras de la UNAM todos los jueves, reconoció en el hijo
del ex embajador de México en Holanda, que es un gran historiador no
sólo de México sino de todo el mundo.

Sus conferencias más brillantes son aquellas que hablan sobre
México, dijo, “tienen un gran alcance en la gente que lo escucha,
además de sus ensayos que en lo particular me gustan mucho y algo que
le debemos aprender es que conoce mucho acerca de su país”.

Parco al hablar, Xirau comentó que con motivo de la celebración
de los 80 años de vida de Carlos Fuentes, él y un grupo de
intelectuales se unirán al homenaje nacional que se le rendirá al
autor de “Cristóbal Nonato”, entre los que se encuentran Gabriel
García Márquez, Juan Goytisolo y Nuria Amat, quien también se ha
especializado en el escritor.

Sigue

Recuerda Xirau. dos. escritor

Aunque no ha habido un intercambio literario entre ambos, Xirau
manifestó que su relación con Fuentes ha sido más bien de amistad y
recordó las innumerables reuniones que han tenido tanto en la casa de
los padres del también ensayista y conferencista, como en el
domicilio de sus primas las Romandía Ferreira.

En una carta que le dirige a Fuentes y que es publicada en el
número 370 de la revista “Nexos”, Xirau recuerda aquellos memorables
momentos en los que se reunían todos los amigos, entre ellos Jaime
García Terrés, Alfonso y Manuela Reyes, Elena Poniatowska y el
escultor Juan Soriano.

En la misiva habla de aquel viaje en tren que realizó con
Fuentes (pues no les gustaba volar) rumbo a Chichen Itzá, para
participar en el Congreso organizado por Bob Wool, Norman Rockefeller
y Norman Podhoretz, (que dirigía la revista “New Left”), Juan Rulfo,
Glauber Rocha (cineasta), Lillian Hellman, Marta Traba, Ernesto
Sabato, entre otros más.

Dicho congreso se llevó a cabo en la década de 1960, la que
agrupó a un buen número de escritores latinoamericanos, entre ellos
Carlos Fuentes, quien comenzaba a darse a conocer, así como Mario
Vargas Llosa, quien en aquel entonces, estaría por publicar “La
ciudad y los perros”, así como José Donoso y Julio Cortázar.

“De regreso a México nos pusieron en un avión viejísimo. Juan
Rulfo no paró de decir: “Nos matamos, nos matamos. miren allá abajo
los Campos Santos; mañana los periódicos dirán nos quedamos si

You must be logged in to post a comment Login