Despierta Obama expectativa del mundo árabe

Jerusalén.- La victoria electoral del candidato demócrata a la presidencia de Estados Unidos, Barack Obama, generó nuevas expectativas en el mundo árabe sobre un próximo reacercamiento con Washington.

Ocho años de gobierno republicano y las guerras de Afganistán e Irak tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 habían deteriorado considerablemente el prestigio de Estados Unidos ante los pueblos árabes.

Ahora, Obama, que tiene como nombre intermedio Hussein, no escapa a las atentas miradas de esta región del mundo, en unos casos miradas de curiosidad por el hecho de que un afroamericano entre a la Casa Blanca, y en otros de intriga por lo que hará el nuevo presidente sobre las relaciones con Oriente Medio.

“Espero de Obama una nueva actitud más constructiva para la paz en Oriente Medio y para resolver la cuestión palestina”, dijo el presidente egipcio Hosni Mubarak, importante líder del mundo árabe y que tiene estrechas relaciones con Washington.

Mubarak felicitó públicamente al virtual presidente electo por su sonada victoria, de la misma forma que lo hizo el secretario general de la Liga Arabe, Amer Musa, también egipcio.

Otro dirigente de la región que se apresuró a felicitar a Obama fue el palestino Saeb Erekat, uno de los principales negociadores del proceso de paz que apadrina Estados Unidos.

“Bajo el liderazgo de Obama se hará realidad la visión de dos Estados para dos pueblos”, recalcó Erekat, que ha trabajado muy de cerca con el gobierno del actual presidente estadunidense George W. Bush para sacar adelante el proceso de paz con Israel.

Aunque en la década de 1990 William Clinton actuó por un acuerdo de paz entre Israel y los palestinos, Bush fue el primer presidente de Estados Unidos que reconoció abiertamente el derecho de los palestinos a un Estado.

Sin embargo, por los retrasos naturales del proceso y las eventualidades políticas en Israel, Bush abandonará la Casa Blanca sin ver concretada su visión de un acuerdo de paz antes de concluir 2008.

La búsqueda de una solución al conflicto palestino-israelí fue uno de los dos principales ejes de la estrategia estadunidense en Oriente Medio estos últimos ocho años, junto con la guerra en Irak.

El gobierno de Irak, donde Washington tiene a más de 140 mil soldados, manifestó su disposición y “premura a trabajar con el nuevo presidente” para resolver los problemas.

Otros líderes de la región también expresaron sus felicitaciones a Obama, en quien ven la “esperanza” de que las relaciones se reconstruyan y de que Estados Unidos deje de ser percibido como el enemigo del mundo árabe, y viceversa.

El que por el momento no ha emitido ninguna reacción es el gobierno de Siria, con el que Bush mantiene tensas relaciones.

Hace dos semanas, helicópteros estadunidenses bombardearon territorio sirio en respuesta a la negativa de Damasco a frenar el flujo de guerrilleros islámicos hacia Irak a través de su territorio, lo que enrareció aún más el ambiente entre ambos.

Irán, otro enemigo de Washington y miembro del “Eje del mal”, se congratuló de la victoria del candidato demócrata porque significa la “derrota” de Bush y de sus políticas agresivas.

Pide Talibán a Obama retirar tropas de Afganistán

Londres.– El derrocado régimen afgano Talibán pidió al virtual presidente electo de Estados Unidos, Barack Obama, retirar las tropas que George W. Bush mantiene en Afganistán desde hace siete años y con ello inaugurar una nueva “era de paz”.

En declaraciones a la agencia Islamic Afghan Press, un vocero del Talibán exhortó a Obama a terminar con los “largos años de guerra retirando de Afganistán sus tropas y las de sus aliados”.

El portavoz Qari Mohammad Yusuf Ahmadi solicitó además a Obama cambiar la política de Bush, quien en 2001 ordenó la invasión del país musulmán para buscar a Osama Bin Laden, líder de la red Al Qaeda y responsabilizado de los atentados del 11 de septiembre.

Washington acusó al gobierno afgano, dirigido entonces por el Talibán, de

You must be logged in to post a comment Login