Conocí a Carlos Fuentes bailando en una fiesta: Elena Poniatowska

* Considera a Paz, Rulfo y Fuentes la “Divina Providencia Literaria”
* “Es valiente y defiende a América Latina de Estados Unidos”, dice

Por Juan Carlos Castellanos C.

México, 6 Nov (Notimex).- Bailando. La escritora y activista
política Elena Poniatowska y Carlos Fuentes se conocieron bailando.
La estampa que ella tiene de él en la mente, es la del amigo, la del
excelente charlador, antes que la del laureado escritor que recibirá
un Homenaje Nacional a partir del día 10.

La periodista nacida de una madre mexicana (“Mamá se llama
amor”) en París, Francia, el 19 de mayo de 1932 recordó para Notimex
que conoció al autor de la novela “Gringo viejo” en la casa de un
amigo común. “Era el año 1953 o tal vez 1954, antes, mucho antes de
que fuera conocido como escritor”.

Ambos se conocieron cuando Carlos Fuentes no había escrito “ni
siquiera su primer libro, la colección de cuentos Los días
enmascarados”. Ese volumen apareció por primera vez en 1954, pero
antes de eso ya éramos amigos, y nos veíamos con regular frecuencia
en fiestas a las que llegábamos para bailar”.

Poniatowska recapituló en los años de amistad con Carlos Fuentes
y se acordó que ya maduro el afecto mutuo, vio publicar uno a uno sus
libros, desde “La región más transparente” en 1958, hasta “La
voluntad y la fortuna” (2008), libro que recientemente escribió para
celebrar él mismo sus 80 años de vida.

A “Los días enmascarados” siguió “La región más transparente”,
“las buenas conciencias” (1959), “Aura” y “La muerte de Artemio Cruz
(1962), y “Cantar de ciegos” (1964), inspirada en una noche en la
Zona Rosa de la Ciudad de México. “Durante todos esos años
disfrutamos bailando en las fiestas”, dijo.

Poniatowska: “Luego, se casó con la actriz Rita Macedo y
tuvieron una hija hermosa, Cecilia. En esos años ya era conocido por
sus excelentes libros, por su facultad para hablar en público, para
conversar y para abordar cualquier tema; su cultura es, desde
entonces, amplia y reconocida en todo el mundo”.

En ese sentido, reconoció que “cuando era joven se volvió
famoso”. Con el paso del tiempo y luego de una importante labor en el
campo de la literatura y la diplomacia, ahora Elena Poniatowska lo
considera “un gran escritor, el más importante de México, junto a
Octavio Paz y Juan Rulfo, en el mismo nivel”.

Sigue

Conocí a Carlos. dos. nivel”

Esa suerte de “Divina Providencia Literaria Mexicana” es súper
admirada por la entrevistada. Por eso, con gusto tomará parte en el
Homenaje Nacional que varias instituciones, públicas y privadas,
rendirán a Carlos Fuentes del 10 de noviembre al 7 de diciembre en
Guadalajara, Veracruz y el Distrito Federal.

Mientras llega el momento de participar en las mesas de trabajo
organizadas por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM)
Poniatowska lee y relee, los tres libros favoritos de la bibliografía
de Carlos Fuentes: “La región más transparente”, “La muerte de
Artemio Cruz” y, su predilecto, “Aura”.

Con el paso de los años, la relación con su colega escritor ha
sido lejana “pero buena”, dados los constantes viajes de ambos y las
largas estancias en otros países por parte de él. Lo ve poco pero con
gusto y mucho cariño. “Durante algún tiempo nos escribimos. guardo
con cariño alguna carta de él”, confió.

El cumpleaños 80 de Carlos Fuentes será el próximo 11 de
noviembre. Ese día, la escritora le llamará por teléfono y “si tengo
suerte y me contesta la llamada, lo voy a felicitar muchísimo por su
fructífera obra literaria, y sobre todo, por ser un ser humano
excepcional; lo felicitaré por ser Carlos Fuentes”.

Ganadora del Premio Internacional de Novela “Rómulo Gallegos”
2007 por “El tren pasa primero”, Elena Poniatowska dijo a la Agencia
de Noticias del Estado Mexicano que ella recomienda a los jóvenes los
ensayos y la obra en general de Carlos Fuentes, “lo que deseen porque
su obra es amplia y erudita”.

La entrevistada tiene otro motivo, poderoso, para admirar a este
importante pe

You must be logged in to post a comment Login