Las adolescentes embarazadas deben cuidarse desde los primeros meses

DALLAS, TX. (ConCienciaNews) – Lorenza Rincón de 16 años tiene ocho meses de embarazo. Por miedo a contarle a su padre, estuvo ocultando su barriga hasta que tuvo casi cuatro meses. Esto conllevó a una falta de control médico que, a su temprana edad, pusieron en riesgo su embarazo y su salud.

“Aunque la mayoría de chicas adolescentes producen bebés saludables, esto a menudo depende de que reciban los cuidados médicos adecuadosâ€?, dijo Ellen Wilson, profesora de obstetricia y ginecología. “Los chequeos son especialmente críticos durante los primeros meses de embarazoâ€?.

Cerca de un tercio de las niñas en Estados Unidos quedan embarazadas antes de los 20 años de edad.

En el 2006, nacieron un total de 435,427 bebés de madres de entre 15 y 19 años de edad, lo que constituye una tasa de natalidad de 41.9 nacimientos vivos por cada 1,000 madres dentro de este grupo de edades, según un informe del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades, CDC.

Rincón, como muchas de las jóvenes embarazadas pueden sufrir de complicaciones durante los meses de gestación. Ella fue diagnosticada con preclansia, un aumento en la presión arterial en la mujer embarazada después de las 20 semanas de espera que complica el proceso de embarazo y parto.

Estudios aseguran que las mujeres embarazadas menores de 18 años son más propensas a tener esta enfermedad, al igual que las primerizas o aquellas que no llevan un control prenatal. Las jóvenes también están en riesgo de sufrir amenazas de aborto y falta de líquido amniótico.

Más del 80 por ciento de estos nacimientos no fueron planificados, es decir, que se dieron antes de lo deseado o que no eran deseados en absoluto. Aun cuando las tasas de embarazos y natalidad entre las niñas de entre 15 y 19 años de edad han disminuido en un 34 por ciento a partir de 1991, éstas aumentaron por primera vez en el 2006 (de 40.5 por cada 1,000 mujeres dentro de este grupo de edades en el 2005 a 41.9 en el 2006).

Rincón asegura que al sentirse mal durante el embarazo se vio en la obligación de contarle a sus padres.

“No aguantaba los dolores, y me sentía mal. Estaba buscando el momento adecuado, pero por el malestar, se me adelantó la situaciónâ€?, dijo Rincón.

Los médicos aseguran que es importante mantener los cuidados prenatales de las jóvenes embarazadas.

“Saber qué esperar puede ayudar a eliminar algunos de los temores que las adolescentes puedan tener sobre estar embarazadasâ€? dijo Wilson.

“Un médico le puede recomendar a la joven adolescente clases para aprender sobre el embarazo, sobre cómo dar a luz y sobre cómo ser madreâ€?, dijo Wilson. “También puede recomendar cambios en el estilo de vida que serán necesarios para mejorar la salud de la adolescente y la de su bebéâ€?.

Datos importantes:

Existen disparidades relacionadas con las tasas de embarazos, natalidad, enfermedades de transmisión sexual (ETS) y HIV.

– En el 2005, Washington, D.C. registró la tasa más alta de natalidad entre las adolescentes del país (63.4 por cada 1,000 adolescentes), mientras que las tasas más altas por estado se registraron en Texas y Nuevo México (con 61.6 cada uno); la tasa más baja (17.9) se registró en Nuevo Hampshire.

– En el 2006, la tasa general de natalidad entre jóvenes de entre 15 y 19 años de edad fue de 41.9, sin embargo, la tasa fue de 83 entre las hispanas (dos veces más alta que la tasa general), según un informe del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades, CDC.

You must be logged in to post a comment Login