OEA confía en un mayor acercamiento de Obama a Latinoamérica

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), el chileno José Miguel Insulza, afirmó que existen expectativas de un mayor acercamiento de Estados Unidos a América Latina tras el triunfo del demócrata Barack Obama.

Insulza señaló a la emisora chilena Cooperativa que personas cercanas al futuro mandatario de Estados Unidos le han señalado que “es el momento de dar un nuevo paso” hacia Latinoamérica, en alusión a un mayor acercamiento de ese país hacia esta región.

El también ex canciller chileno aseveró que observa una “buena disposición” entre los demócratas hacia América Latina, aunque advirtió que “no significa una transformación tan radical como para que los que eran vistos como adversarios sean vistos como aliados”.

“Simplemente habrá un momento inicial de mucha mejor buena voluntad (en el futuro gobierno de Obama) y yo espero que ello permita resolver muchos de los problemas pendientes”, precisó Insulza.

“Espero que haya buena disposición a resolver problemas, como los migratorios, los temas energéticos y los de la cooperación económica y técnica más que entrar en discursos muy generales respecto de América Latina”, subrayó.

En Lima, el canciller peruano José Antonio García Belaunde saludó rn tanto el triunfo de Obama y se mostró confiado en fortalecer el Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos y mantener una relación “fluida” con las nuevas autoridades del país del norte.

El diplomático consideró que las relaciones entre Perú y Estados Unidos seguirán siendo “amistosas y no espero mayores cambios en la política americana” respecto a este país sudamericano.

El politólogo colombiano Juan Fernando Londoño señaló por su parte que con la elección de Obama como presidente de Estados Unidos, es “poco probable” que ese país experimente un giro radical en su relación con Colombia.

Londoño dijo a la edición digital del diario El Espectador que Obama sabe que Colombia “juega un papel clave en el balance de fuerzas frente a la creciente presencia de gobiernos antinorteamericanos en la región”.

“Por eso es muy poco probable que el presidente demócrata (Obama) haga giros radicales en su relación con este país. Por el contrario, resulta previsible que una de las primeras acciones sea asegurar sus aliados en América Latina”, precisó.

El analista consideró que, “por el contrario, la realidad es que ciertos ajustes son necesarios en la relación, no tanto por el cambio de ideología en la Casa Blanca, sino por las nuevas realidades a las que se enfrentará el próximo gobierno”.

El Plan Colombia contra el narcotráfico y la insurgencia también parece comprometido en razón a que la crisis obligará a Obama a recortar gastos “y es mucho más fácil reducir la ayuda al exterior que cortar programas que generarían resentimiento interno”.

Estados Unidos ha entregado en los últimos años más de cuatro mil 700 millones de dólares al Plan Colombia, la mayoría en equipos y asesoría a las tropas.

En Ecuador, el analista económico Ramiro Crespo dijo a radio Centro que es posible que el gobierno de Obama establezca “contactos oficiales con Cuba” y pronosticó un incremento del comercio entre Estados Unidos y América Latina.

Crespo añadió que es probable que cambie la visión de Washington sobre el narcotráfico, el cual dejaría de ser considerado como un problema exclusivo de los países productores para ser también un asunto de las naciones consumidoras.

Estimó que el gobierno de Obama deberá ocuparse del tráfico de armas y el lavado de dinero y adelantó que es probable que fortalezca sus relaciones con Brasil, al que concebirá como “legítimo” representante de América Latina.

Buenos prospectos para relación EU-Latinoamérica

Por otro lado, en un encuentro con un reducido número de periodistas en Washington, Insulza consideró que tomará tiempo conocer las intenciones del gobierno de Obama hacia Latinoamérica.

Sin embargo, el directivo externó su confianza sobre los prospectos de una me

You must be logged in to post a comment Login