Se presentará la compañía Shikunin en el Teatro Rosario Castellanos

México, 6 Nov (Notimex).- La exploración dramática, las raíces
primitivas, tradiciones y creencias milenarias del cuerpo-ser como
arte, convergen en el espectáculo “Danza mestiza” (Butoh dance
performance), que ofrecerá la compañía Shikunin, el 14 y 15 de este
mes, en el Teatro Rosario Castellanos.

El espectáculo se llevará a cabo en el marco del 120 aniversario
del inicio de las relaciones diplomáticas México-Japón. Allí,
artistas mexicanos y japoneses darán un espectáculo dancístico que
busca un sueño de unidad cosmogónica. Shikunin se presentó la víspera
en el Centro Cultural del Bosque.

Con la colaboración de Fundación Japón y Shokunin Theater, el
espectáculo ofrece tres niveles de lectura y concepto dramatúrgico:
una interpretación de la conquista y el mestizaje, las relaciones
violentas y apasionadas, y la filosofía Butoh.

En un comunicado, en entrevista, el coordinador técnico del
grupo, Espartaco Martínez, explicó: “La propuesta habla de una manera
de buscar en esta corriente elementos del mundo milenario mexicano
que emparentan con lo que es la propuesta de la Danza Butoh”.

Los integrantes de Shokunin mantienen un laboratorio escénico
permanente y de intercambio pedagógico con presentaciones especiales
y en colaboración con distintos centros culturales, instituciones de
Educación Artísticas Superior del Japón y países como Corea del Sur,
Israel, Alemania, y México.

“Nuestro trabajo ha estado conectado a los paradigmas europeos.
El haberme ido a Japón fue para tratar de buscar otra manera de
entender el cuerpo y en el oriente encontré eso que me estaba
faltando”, comentó el bailarín.

“Como mexicanos tenemos otra raíz milenaria cultural que no se
ha estudiado, pero que para mi era muy importante. En oriente
encontré esa sensación diferente con otras maneras de sentir el
cuerpo, con ello me sentí más a gusto que con la corporalidad
europea.

Explicó que dentro de la Danza Butoh, el cuerpo no es
trascendental, sino el estado del alma: “En el alma y la conciencia
hay un momento que es llamado del tonto o del vacío, ahí está la
entrada del butoh, el estado de conciencia donde no ha sido
socializado el cuerpo.

“La gente toma el butoh por sí mismo porque algo ha encontrado
en él, independientemente de la aceptación que haya para esta
corriente”, abundó.

El bailarín resaltó su orgullo de ser un mexicano que tiene un
discurso en Japón. “Que un extranjero tenga la posibilidad de crear
un grupo en oriente es muy importante”, comentó.

La compañía Shikunin se ha presentado en el Palacio de Bellas
Artes, en el Festival Internacional Cervantino.

Espartaco Martínez es un actor y bailarín mexicano que ha
mantenido una búsqueda permanente necesariamente ecléctica en torno a
los procesos y modos de conceptualización escénica contemporánea.

Actualmente mantiene un vínculo de colaboración con
Dairakudakan, compañía japonesa en la que residió con apoyo del Fondo
Nacional para la Cultura y las Artes y el gobierno de Japón.

Asimismo es maestro invitado de performance de Yoshibi
University of Art and Design. Ha recibido apoyo de México en Escena y
Fide Mex.USA (SUNY) para diversos proyectos escénicos.

© 2006-2008 Notimex, Agencia de Noticias del Estado Mexicano

You must be logged in to post a comment Login