Lula será recibido por el Papa en el Vaticano el próximo jueves

CIUDAD DEL VATICANO (AFP) – El papa Benedicto XVI recibirá por primera vez el próximo 13 de noviembre en el Vaticano en audiencia privada al presidente de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva, indicó el viernes la oficina de prensa del Vaticano.

El presidente brasileño será recibido por el pontífice hacia las 11H00 locales (10H00 GMT) en la biblioteca privada del palacio apostólico.

Lula, quien viajará acompañado por su esposa, Marisa Leticia, y una delegación de varios ministros, se entrevistará luego con el número dos del Vaticano, el cardenal Tarcisio Bertone, Secretario de Estado de la Santa Sede.

“La Santa Sede y Brasil deberán firmar un acuerdo sobre el estatuto de la Iglesia católica en Brasil”, adelantaron a la AFP fuentes brasileñas.

El acuerdo aborda temas como la libertad religiosa, la no discriminación por razones de credo, la enseñanza de la religión en las escuelas y el estatuto financiero de la iglesia católica.

El presidente brasileño espera analizar igualmente con el Papa temas como la lucha contra el hambre en el mundo, la emigración y el fomento al desarrollo.

La visita de Lula al Papa se produce 18 meses después del primer viaje del pontífice alemán a América Latina, realizado a Brasil en mayo del 2007.

El mandatario brasileño llegará el domingo a Roma para una visita de cinco días a Italia y el Vaticano, durante la cual será recibido también por el jefe de gobierno Silvio Berlusconi y el presidente de la República italiano, Giorgio Napolitano, indicaron a la AFP fuentes de la cancillería brasileña.

Lula y Berlusconi ofrecerán el martes una rueda de prensa en la elegante Villa Madama, la residencia oficial de huéspedes oficiales.

“La crisis financiera y los mecanismos para superarla figuran entre los temas que serán aborados”, indicaron las mismas fuentes.

“El presidente reiterará la necesidad de actuar de forma coordinada para la definición de un nuevo sistema financiero internacional más transparente, caracterizado por reglas y controles más estrictos en beneficio de la sustentabilidad del crecimiento y el desarrollo”, precisó desde Brasilia el portavoz presidencial, Marcelo Baumbach.

Por su parte Berlusconi impulsa la ampliación del G8 (el grupo de siete países más industrializados más Rusia) a partir de enero del 2009 de manera que países con economías emergentes como India, China, México y Brasil sean incluidos.

“El G8 ampliado debe convertirse en el foro capaz de enfrentar los graves problemas económicos actuales”, declaró en octubre pasado Berlusconi.

Italia presidirá el G8 a partir de enero, por lo que celebrará una serie de reuniones preparatorias antes de la cumbre de jefes de gobierno a mediados del año.

La agenda de Lula incluye también una serie de encuentros con el presidente del Senado italiano, Renato Schifani, y de la cámara de Diputados, Gianfranco Fini, así como un seminario organizado por la Confederación Italiana de Sindicatos de Trabajadores con el tema “Nueva economía, nueva democracia”.

Al término de la audiencia con el Papa, Lula viajará a Estados Unidos para asistir, el 15 de noviembre en Washington, a una cumbre del G20, que reunirá a naciones industrializadas y emergentes que concentran el 80% del Producto Interior Bruto (PIB) mundial para analizar la actual crisis financiera.

You must be logged in to post a comment Login