Obama daría un "vuelco" a la política de EU hacia Latinoamérica

Por Marcel Garcés.

Santiago.- El futuro gobierno del virtual presidente electo de Estados Unidos, Barack Obama, podría dar un “vuelco” a la política exterior de ese país hacia Latinoamérica, afirmó el politólogo chileno Roberto Funk.

En entrevista con Notimex, el analista dijo que “Obama podrá dar vuelta la página a ocho años difíciles para las relaciones de Estados Unidos con América Latina”, bajo la administración del presidente George W. Bush.

“Lo que sucedió esta semana es una cuestión absolutamente histórica, que hace unos años nadie lo hubiera pensado y refleja un avance tremendo para la democracia norteamericana”, añadió el también presidente de la Asociación Chilena de Ciencias Políticas.

Llamó, sin embargo, a “no subestimar ni sobredimensionar” la elección de Obama como nuevo presidente de Estados Unidos, pues aseguró que el senador demócrata “no es tan radical como todo el mundo cree, como los republicanos han sostenido”.

Pese a ello, Funk reconoció que con el futuro gobierno de Obama “pueden haber variaciones” en la política de Estados Unidos hacia América Latina, en particular con Cuba, Venezuela y Bolivia, dejando de lado la tradicional posición de confrontación.

“Uno gesto simbólico de Obama podría ser cerrar Guantánamo, como lo dijo en medio de la campaña electoral”, consideró el también académico universitario, en alusión al centro de detención para sospechosos de terrorismo que tiene Estados Unidos en Cuba.

A juicio de Funk, el eventual cierre de la prisión de Guantánamo “sería una señal de que Estados Unidos está cumpliendo con lo mejor de su ideología y no lo peor de ella”.

En relación a Cuba, el politólogo de la Universidad Diego Portales de Chile recordó que Obama expresó su disposición a hablar con el régimen de La Habana y liberar un poco las restricciones para los viajes de cubano-estadunidenses a la isla caribeña.

Aclaró, sin embargo, que el senador demócrata “no prometió terminar con el bloqueo económico, financiero y comercial” que Estados Unidos mantiene contra Cuba desde 1960.

Recordó que el virtual presidente electo estadunidense, quien asumirá el mando el 20 de enero próximo, ha expresado su disposición a dialogar con los gobiernos de Cuba, Venezuela y Bolivia, que tienen una férrea oposición al gobierno de Washington.

“Esto no significa que en el día de mañana (Obama) se vaya a encontrar con uno de los dos Castro (Raúl o Fidel), Hugo Chávez o Evo Morales, pero lo importante es el reconocimiento de que es necesario hablar, la posibilidad del diálogo”, enfatizó.

Con Obama en el poder, además, Washington no debería seguir concentrándose en los “enemigos” o los “aliados con problemas”, como Colombia, sino que abrirse a “los que se portan bien, es decir, tienen estabilidad económica y política”, añadió Funk.

“Haber dejado de lado a la región ayudó a líderes de la ‘nueva izquierda’ o populistas a avanzar en la guerra de las ideas en la región y es de esperar que un nuevo gobierno entienda de que sus intereses también incluyen un rol más proactivo en la región”, dijo.

Aclaró que “esto no quiere decir intervenciones, ni golpes de Estado, sino quiere decir un rol de liderazgo como corresponde para el país más importante del hemisferio”.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login