.Dejó Schiller la milicia para destacar como poeta y dramaturgo.

México, 9 Nov (Notimex).- El poeta, dramaturgo e historiador
alemán Friedrich von Schiller, en cuyos poemas predomina el idealismo
en torno a la libertad y dignidad para todas las personas, nació en
Marbach, Writtenburg, Alemania, el 10 de noviembre de 1759.

Hijo de un modesto cirujano, se vio obligado a estudiar medicina
en una academia militar de Stuttgart, donde se licenció no obstante
que su auténtica vocación era la literatura.

Para contrarrestar la opresiva disciplina militar que se le
imponía se dedicó a leer literatura subversiva y a expresar sus
pensamientos rebeldes en este arte. En esa época fue cuando escribió
la obra de teatro “Los bandidos”.

El estrenó le valió a Schiller ser arrestado por haber acudido
al estreno sin permiso. Sin embargo, escapó de prisión y radicó en
varias ciudades, como Leipzig, Dresde y Weismar, donde usó varios
seudónimos para no ser detenido.

En esos años escribió varias obras, como “Intrigas de amor” y
“Don Carlos”, en las que, primero dentro de la escuela “Sturm und
dramg” y luego en el neoclasisismo, se refirió a la libertad y
moralidad personales, así como contra la opresión oficial.

Posteriormente, se dedicó a las obras históricas y filosóficas y
fue nombrado en 1790 profesor de historia de la Universidad de Jena,
por recomendanción del también poeta alemán Johann Wolfgang von
Goethe, autor de “Fausto”, con quien habría de entablar una amistad
muy importante.

La influencia mutua fue grande, al grado de que ambos son
considerados los más grandes escritores alemanes. Gracias al consejo
de Goethe, Schiller abandonó las publicaciones filosóficas y regresó
a la poesía y el teatro. En 1790 se casó con Charlotte von Lengefeld.

Según sus biógrafos, su produtividad fue mayor en los últimos
años de su vida y en 1799 terminó la que es considerada su obra
maestra, “Wallenstein”, una trilogía en verso que incluye un prólogo
narrativo “El campamento de Wallenstein (1798)”.

También son de esta época los dramas “Los Piccolomini” (1799) y
“La muerte de Wallestein” (1800). Basada en acontecimientos de la
guerra de los 30 años, la obra completa está considerada uno de los
dramas históricos más grandes de la literatura universal.

Hacia fines de 1799, Schiller se instaló de manera permanente en
Weimar, donde terminó los dramas históricos en verso “María Estuardo”
(1800), “La doncella de Orléans” (1801), “La novia de Messina” (1803)
y “Guillermo Tell” (1804).

Al momento de su muerte, ocurrida el 9 de mayo de 1805,
trabajaba en la tragedia “Demetrius”.

De acuerdo con la crítica, la obra completa de Schiller se
caracteriza por su idealismo moral, gran optimismo, elocuente dicción
poética y clásico sentido de la forma; Schiller también tradujo obras
extranjeras al alemán, como “Macbeth” de William Shakespeare y
“Fedra” de Jean Baptiste Racine.

Entre sus obras filosóficas están las “Cartas sobre la Educación
Estética del Hombre” (1795) y “De la poesía ingenua y sentimental”
(1796).

Su poesía incluye el tema filosófico “El ideal y la vida”
(1796), así como “La canción de la campana” (1800) y la “Oda a la
alegría”, a la que puso música el compositor Ludwig van Beethoven en
su “Novena Sinfonía”.

© 2006-2008 Notimex, Agencia de Noticias del Estado Mexicano

You must be logged in to post a comment Login