Huracán Paloma atraviesa Cuba debilitado a categoría 2

CAMAGÃœEY, Cuba (AFP) – El huracán Paloma se debilitó a categoría dos al atravesar Cuba la noche del sábado por su región oriental, donde azota con vientos, oleajes y penetraciones del mar, y fueron evacuadas más de 500.0000 personas.

Con vientos de 175 km/h, Paloma bajó a categoría 2 en la escala Saffir-Simpson, de un máximo de 5, tras tocar tierra la noche del sábado cerca de Santa Cruz del Sur, en la costa sur de la oriental provincia de Camagüey, a 610 km de La Habana, según el meteorólogo José Rubiera.

El ojo del huracán saldría a las aguas del Atlántico en un punto entre los poblados de Nuevitas y Manatí, costa norte de Camagüey, hacia las 04H00 locales (09H00 GMT), precisó el jefe del Centro de Pronósticos del Instituto de Meteorología.

Las lluvias y fuertes rachas de vientos azotan la provincia de Camagüey, cuya ciudad capital -del mismo nombre- permanece a oscuras, sin tráfico vehicular y donde un río que la cruza se desbordó, afectando algunas viviendas, según constató un periodista de la AFP.

En Santa Cruz del Sur, arrasado hace 76 años por un ciclón que dejó más de 3.000 muertos, la mayor tragedia en la historia de la isla, se registran penetraciones del mar, quedó aislada y los vientos derribaron una torre de telecomunicaciones.

También en otros poblados de la costa sureste el mar ha penetrado ya en algunos lugares varios kilómetros tierra adentro, de acuerdo con los reportes de testigos y la Defensa Civil.

Tras golpear Islas Caimán a su paso por el Caribe, Paloma se abate contra Cuba dos meses después de la devastación provocada por los huracanes Ike y Gustav, que dejaron más de 9.000 millones de dólares en pérdidas

Una alarma ciclónica rige para las seis provincias del oriente de Cuba: Camagüey, Las Tunas, Holguín, Granma, Santiago de Cuba y Guantánamo, así como en los municipios del sur de la central Ciego de Avila.

“Aquí está lloviendo muy fuerte”, declararon a la AFP vía telefónica habitantes de un pueblo del norte de Camagüey.

Más de medio millón de personas fueron evacuadas sobre todo de las provincias de Camagüey, Las Tunas, Holguín y Granma, según la Defensa Civil.

En el municipio de Chaparra, en Las Tunas, muy castigado por Ike, algunos pobladores desmontaron los techos recién reparados, según relataron por teléfono a la AFP.

Miles de estudiantes internos en los campos de las provincias del oriente cubano fueron llevados a sus casas, en tanto que también se pusieron a resguardo unos 6.000 turistas extranjeros que se encontraban en los cayos de Ciego de Avila y Holguín.

Autoridades y la población prepararon albergues y alimentos para los evacuados. Casi todo el transporte terrestre, marítimo y aéreo estaba paralizado, con excepción de La Habana y la provincia de Pinar del Río, la parte más occidental de Cuba.

Este es el tercer huracán que afecta directamente a la isla en dos meses, Ike y Gustav arrasaron todo el país, dejaron siete muertos, unos 9.000 millones de dólares en pérdidas, y un gran desabastecimiento de productos agrícolas.

En un artículo publicado este sábado, el líder cubano Fidel Castro, alejado del poder por una grave crisis de salud, rechazó de antemano una posible “piadosa ayuda” de Estados Unidos por Paloma, exigió el cese del embargo, y pidió a los cubanos no desanimarse “por la adversidad”.

El centro de Paloma pasó por el este de Gran Caimán, la principal de las islas Caimán, un territorio británico que basa su economía en el turismo y la banca, donde causó algunos daños, pero no se reportan víctimas.

“Los árboles fueron aplanados y no les quedó una hoja o una rama. El ciclón derribó postes y redes eléctricas que están en la calle”, dijo a la AFP el comisionado Ernie Scott.

Según el gobernador de las islas, Stuart Jack, un barco de la Marina Real Británica llevará ayuda humanitaria a Islas Caimán.

You must be logged in to post a comment Login