Supo José Gorostiza brillar con luz propia en la poesía contemporánea

México, 9 Nov (Notimex).- Poeta de altos vuelos, hombre de
ideas; diplomático y crítico de las artes plásticas y la literatura,
el mexicano José Gorostiza, autor de “Muerte sin fin” y “Del poema
frustrado”, será recordado este lunes al cumplirse 107 años de su
nacimiento.

José Gorostiza vio la primera luz el 10 de noviembre de 1901, en

Villahermosa, Tabasco, pero desde muy pequeño salió de su ciudad
natal para cursar estudios en la capital mexicana. En 1920 concluyó
el Bachillerato en Letras y posteriormente ingresó al servicio
diplomático mexicano.

Fue embajador de varios países de Europa y Latinoamérica. Se
desempeñó como subsecretario de Relaciones Exteriores, entre 1958 y
1963 y en 1964 fue nombrado titular de dicha Secretaría.

Gorostiza impartió cátedras de literatura mexicana en la
Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y la de historia
moderna, en la Escuela Nacional de Maestros.

Entre otros cargos importantes desempeñados por el ilustre
tabasqueño dirigió la dirección del Departamento de Bellas Artes y
fue presidente de la Comisión de Energía Nuclear.

La obra poética de Gorostiza incluye los libros “Canciones para
cantar en las barcas” (1925) y “Muerte sin fin” (1939), el cual
incluye el poema del mismo nombre, que es considerado como uno de los
más representativos de la poesía mexicana del siglo XX.

En 1964 se editó el libro “Poesía”, compuesto de los dos libros
antes mencionados y el llamado “Del poema frustrado”. Además tradujo
el libro “La conversación”, de André Maurois, en 1921, y la obra de
teatro “Maya”, de Simón Cantillón, en 1930.

Su producción literaria fue poca pero de potente excelencia y
unánimamente reconocida desde un principio. Entre sus poemas destacan
“La orilla del mar”, “Quien me compra una naranja”, “Preludio”, “Del
poema frustrado”, “Epodo” y “Muerte sin fin”.

Como crítico literario y de las artes plásticas, el poeta se
caracterizó por ser certero en sus juicios, siempre se inclinaba por
la verdad y resaltaba la manifestación de la belleza en cada obra
artística.

Entre los reconocimientos a los que José Gorostiza se hizo
merecedor destacan el Premio Nacional de Letras, el cual le fue
otorgado en 1968.

Miembro de la Academia Mexicana de la Lengua, desde 1954,
Gorostiza murió el 16 de marzo de 1973, en la Ciudad de México.

© 2006-2008 Notimex, Agencia de Noticias del Estado Mexicano

You must be logged in to post a comment Login