Cumbre del G-20 debería ser permanente: Paul Martín

Por Alberto Rabilotta.

Montreal.- El ex primer ministro de Canadá, Paul Martín, impulsor de la creación del G-20, afirmó que espera que la primera reunión a nivel de jefes de Estado y de gobierno el próximo sábado en Washington sea el comienzo de un mecanismo permanente.

Martin dijo a Notimex en entrevista telefónica que ahora está muy contento de constatar que esta idea será concretada, y que esperaba que la reunión cumbre de Washington no sea un hecho aislado, por la crisis actual, sino el comienzo de un proceso permanente.

La creación del Grupo de los Veinte (G-20) países más ricos del mundo y las economías emergentes, que reúne a 19 naciones y a la Unión Europea, fue impulsada en 1999 por Martin, ex ministro de Hacienda, para enfrentar las crisis financieras que en esa década sacudieron a países y regiones.

En una reciente contribución para el Grupo de Investigación sobre el G-20 de la Universidad de Toronto, el ex Secretario del Tesoro, Lawrence Summers, definió como “profética” la iniciativa de Martín, que en 1999 fue el primer presidente del G-20 a nivel de ministros de finanzas.

El G-20 está formado por Alemania, Arabia Saudita, Argentina, Australia, Brasil, Canadá, Corea del Sur, China, Estados Unidos, Francia, India, Indonesia, Inglaterra, Italia, Japón, México, Rusia, Sudáfrica, Turquía y la Unión Europea.

“Ninguno de nosotros sabía en 1999 cuan rápidamente crecerían los (países) emergentes. Ciertamente no teníamos idea de la manera como crecerían sus reservas (de divisas), ni tampoco anticipábamos el tipo de inestabilidad financiera que el mundo enfrenta”, dijo.

Summers, ex Secretario del Tesoro bajo la presidencia de Bill Clinton, fue un apoyo clave para crear el G-20 a nivel de ministros de Hacienda, dijo a Notimex Martin, ex ministro de Hacienda (1993-2002) y ex primer ministro canadiense (2003-2006).

En 2004, Martin dijo a Notimex que el Grupo de los Ocho Países más Industrializados (G-8) era “un club de ricos” que carecía de “dimensión” para tratar los grandes problemas internacionales, y proponía el G-20 como mecanismo a nivel de Jefes de Estado y de Gobierno.

“Me reuní con casi todos los jefes de Estado del G-20, incluyendo los del G-8, y la gran mayoría de ellos estaba de acuerdo, salvo algunos países y primordialmente Estados Unidos”.

“Pienso que franquearemos una etapa muy importante. Lo que decía en 2004 era que no tenía sentido que el G-8, que antes eran los países más potentes del mundo desde el punto de vista económico, continuaran actuando como si el mundo no hubiese cambiado”.

El ex primer ministro canadiense agregó que “el mundo evolucionó enormemente y que no hay dudas que China, India, México, Brasil y Africa del Sur representan potencias económicas emergentes, y también potencias regionales”.

“Yo creía que era necesario expandir el G-8 o que había que elevar a nivel de jefes (de Estado y de gobierno) lo que hacíamos nosotros a nivel de ministros de Hacienda en el G-20”, consideró.

Subraya que el actual primer ministro canadiense Stephen Harper estaba en desacuerdo –cuando era líder de la oposición en el Parlamento- con su idea de crear el G-20 o de expandir el G-8.

Añadió que la historia está demostrando “que no tenía razón y que se necesita el G-20 o algún mecanismo más grande que el G-8”.

Indicó que “Canadá debería tomar la iniciativa de crear este mecanismo más representativo, como lo hizo cuando creamos el G-20 a nivel de ministros de Hacienda, en lugar de tener que adaptarse a los cambios”.

Sobre las propuestas del presidente francés Nicolás Sarkozy, y la Unión Europea (UE), Martin dijo a Notimex que estaba al tanto y que hace dos meses discutió el tema en un desayuno con el primer ministro británico Gordon Brown.

En cuanto a la creación de un mecanismo supranacional -de regulación y supervisión-, como propone Sarkozy, Martin dijo que “la prioridad debería ser otra, los cambios necesarios en el G-8, para ampliarlo, en el Foro de Estabilización Financiera (FEF) y el Fo

You must be logged in to post a comment Login