Grandes premios de las letras francesas a escritores de origen extranjero

PARIS (AFP) – El Premio Goncourt, el más prestigioso galardón de las letras francesas fue atribuido el lunes al escritor franco-afgano Atiq Rahimi pour “Syngué sabour. Pierre de patience” (P.O.L), mientras el Renaudot laureó al guineano Tierno Monénembo por “Le roi de Kahel” (Seuil), anunciaron los jurados de ambos galardones en el restaurante Drouant de París.

Estos dos premios, que se fallan el mismo día y cuya proclamación corona en Francia la temporada de distinciones literarias, recompensan pues a dos novelistas que tienen en común ser de origen extranjero y haber abandonado sus países respectivos huyendo de la violencia política.

Escritor y cineasta afgano, Atiq Rahimi, de 46 años de edad, es autor de cuatro novelas, pero “Syngué sabour. Pierre de patience” (“Syngué sabour. Piedra de Paciencia”) es su primer libro escrito directamente en francés.

Después de realizar estudios en Kabul, Atiq Rahimi abandonó su país en guerra a mediados de los años 1980 y emigró a Pakistán. Pidió después asilo político en Francia, donde obtuvo un doctorado en la universidad de la Sorbona. Posee doble nacionalidad afgana y francesa y actualmente comparte su tiempo entre los dos países.

“Estoy siempre en busca de algo misterioso que ocurre entre esos dos idiomas magníficos” que son el farsi y el francés, declaró el escritor tras recibir el premio, afirmando que el mismo es para él “una sorpresa llena de felicidad y de honor”.

“Lo que es extraordinario es que durante todos los años de exilio en Francia, no me sentía capaz aquí de escribir en esta lengua de adopción. Y ahora, que puedo volver a mi país, cuando estoy allí escribo directamente en francés. Es como si al estar en Afganistán me volviera francés y al estar en Francia me volviera afgano”, explicó.

En la tradición afgana, “Syngué sabour” es el nombre de una piedra mágica a la que la gente confía sus tristezas. En el libro de Rahimi, una anciana cuida a su marido, reducido a un estado vegetativo desde que recibió un balazo en la nuca. La mujer habla y se libera de la opresión conyugal y religiosa.

Un libro poético, de escritura escueta, frases cortas y ritmadas, en el que Rahimi describe la realidad opresiva de la sociedad afgana.

Al respecto, el escritor afirmó que habla “de las mujeres afganas como de todas las mujeres del mundo”. “No hago una abstracción entre la mujer afgana humillada bajo la burka y las otras mujeres del mundo. Las mujeres afganas, como todas las mujeres, tienen deseos, sueños y esperanzas, con su fuerza y también con sus debilidades”, dijo, recordando que, en su novela, no se da el nombre de los personajes ni el del país en que ocurre la historia.

Atiq Rahimi es autor asimismo de “Milles maisons du rêve et de la terreur” (“Mil casas de sueño y de terror”, 2002) y de “Retour imaginaire” (“Regreso imaginario”, 2005). Sus libros son publicados por la editorial P.O.L.

El mismo adaptó al cine su primera novela, “Terre et cendres” (“Tierra y cenizas”, 2000), y esa primera película fue seleccionada en 2004 en el Festival de Cannes.

El Premio Renaudot fue atribuido a Tierno Monenembo por su novela “Le roi de Kahel” (“El rey de Kahel”, editorial Le Seuil).

Tierno Monénembo, de 61 años de edad, es un escritor africano francohablante de prestigio internacional. Abandonó su país, Guinea, a fines de los años 1960 huyendo de la dictadura de Sekou Touré.

Monenembo es autor de una decena de novelas, en las que evoca el sentimiento de impotencia de los intelectuales de Africa y las dificultades de los africanos que viven en Francia. Entre sus libros cabe señalar “Les crapauds-brousse” (1979) y “Peuls” (2004).

En “Le roi de Kahel” cuenta la epopeya de Olivier de Sanderval que, en el siglo XIX, ganó la confianza del rey de los Peul y trató de construir un reino en Africa contra la voluntad de su propio país.

El escritor, que se encuentra en Cuba, estuvo representado por su editor, Bertrand Visage (Seuil), en la ent

You must be logged in to post a comment Login