Internet fue herramienta clave en la elección de Obama

Dallas.- La rede de internet jugó un papel protagónico en la elección presidencial y fue clave para ayudar a elegir a Barack Obama, de manera similar a como la televisión participó en la elección de John F. Kennedy en 1960, indicaron analistas políticos.

Ninguno de estos medios era nuevo en sus respectivas elecciones, pero ambos “llegaron a su maduración e inclinaron la elección hacia el candidato ganador”, dijo John Heilemann, de la revista New York Magazine.

Durante un panel esta semana de la conferencia sobre tecnología “Web 2.0 Summit”, celebrada en San Francisco, el analista indicó que Kennedy usó especialmente los comerciales de televisión en su campaña para llegar directamente a los votantes.

El debate televisado entre John F. Kennedy y Richard M. Nixon fue quizás el evento más decisivo en la elección de 1960.

Nixon se negó a utilizar maquillaje y apareció por ello como sin rasurar, cansado y sudoroso bajo las luces. Kennedy, en cambio, se sometió al maquillaje y su imagen se proyectó más compuesta, mejor alineada, que la de Nixon.

Kennedy ganó el debate entre los televidentes y la televisión, como nuevo medio, cambió desde entonces las elecciones presidenciales.

Al participar en el panel, la columnista Arianna Huffington, cofundadora y editora de The Huffington Post, un sitio de noticias en la internet, aseguró que de no haber sido por ese medio, el martes pasado “Obama no hubiera sido electo presidente”.

Obama ganó la elección luego de una campaña de dos años que debe mucho de su éxito al uso de la internet como herramienta de recaudación de fondos y de organización, apuntó.

El éxito en el uso de la red por parte de Obama superó en mucho al de su adversario republicano John McCain y probó ser clave para su victoria.

Los simpatizantes de Obama utilizaron su sitio en la internet para organizar unos 150 mil de eventos de campaña, incluidos los “bancos telefónicos” para realizar llamadas en apoyo de su candidato.

Los voluntarios crearon más de 35 mil grupos, divididos por afinidades, como intereses culturales, pasatiempos o proximidad geográfica.

Para el final de la campaña, el sitio MyBarackObama.com contaba con 1.5 millones de cuentas.

Obama recabó la cifra récord de 600 millones de dólares en contribuciones aportadas por más de tres millones de personas, muchas de las cuales donaron a través de la red.

“El hizo una campaña donde utilizó herramientas muy modernas, habló a una nueva coalición, introdujo nuevos asuntos y en el camino reinventó la forma de cómo se hace una campaña”, sostuvo Simon Rosenberg, presidente de la organización de análisis político NDN.

Rosenberg, quien colaboró con el ex presidente William Clinton en su primera elección, indicó que “comparada con nuestra campaña de 1992, esta fue como una corporación multinacional contra una organización no lucrativa”.

Obama comenzó a conformar su campaña en la internet durante las primarias, cuando contrató para que fuera dirigida por Joe Rospars, un veterano de la fuerte campaña en ese medio de Howard Dean en 2004.

Luego, Obama sumó a la campaña al cofundador de la red social electrónica Facebook, Chris Hughes, para construir su propio sitio de red social MyBarackObama.com.

Conforme avanzó la campaña la internet creció de ser un medio de un segmento fiel de seguidores a ser una puerta para que millones de estadunidenses participaran en el proceso y pudieran donar cantidades de tiempo y dinero hacia su candidato.

La campaña de Obama designó cuidadosamente su sitio en la red para maximizar la colaboración de grupo, al mismo tiempo que daba a los individuos voluntarios tareas que podrían seguir en sus propios horarios.

La escala de la campaña de Obama alcanzó proporciones masivas. Para el día de la elección, por ejemplo, se pidió a los voluntarios realizar un millón de llamadas telefónicas para exhortar a la gente a votar.

Obama también hizo uso del teléfono celular para llegar a los jóvenes, al enviar mensajes de texto a cie

You must be logged in to post a comment Login