Montan en Querétaro obra que aborda el fin del mundo bipolar.

Querétaro, 10 Nov (Notimex).- Utilizando como temática el fin
del mundo bipolar, el colectivo teatral El Mitote presenta la obra
“Fin de siglo: umbrales, gritos y grietas”, una tragedia postmoderna
escrita y dirigida por Abelardo Rodríguez Macías.

La obra, que constituye la puesta en escena número 19 en la
trayectoria de El Mitote, fundado en 1994, se presenta de jueves a
domingo en el Museo de la Ciudad de Querétaro, y terminará su
temporada el 23 de noviembre próximo.

De acuerdo con Nadxielli Morales Siller, del colectivo teatral,
la obra se desarrolla a partir del siglo XX, que según el historiador
británico Eric Hobswan, terminó el 9 de noviembre de 1989, con la
caída del Muro de Berlín.

Ese fin de un mundo bipolar se centra en la lucha del
capitalismo contra el socialismo; de los buenos contra los malos; de
lo bello contra lo feo y, sobre todo, el principio de una era de
incertidumbre y fragmentación profundas, que anuncia la tiranía de un
mundo unipolar y homogéneo.

Desde el fin del mundo bipolar y sin que haya llegado el nuevo
siglo aún, se ha abierto una zona oscura en la que conviven los
fantasmas del pasado con un presente atrozmente cruel y amenazante,
dice Morales, y un futuro que oscila entre el Apocalipsis y la
esperanza.

Esa zona oscura e incierta es el espacio donde los personajes
del Fin del Siglo se muestran con todas sus contradicciones, a la
velocidad del siglo XX, a la velocidad del relámpago.

Los héroes de “Fin de siglo: umbrales, gritos y grietas” son
vapuleados por el huracán de la Historia, tal como lo consignó el
filósofo Walter Benjamin.

“Ese ejemplo no es heroico, sino fatalmente cotidiano y su
destino no es cerrado, sino abierto y provisional, como tres puntos
suspensivos en los relatos de la realidad”, refiere.

En la obra no hay un solo protagonista, sino un coro de tramas y
personajes que viven el momento en que se cae el Muro de Berlín, y
con él, la caída de todas las esperanzas de un mundo justo para
todos, concebidas por la humanidad pensante del siglo XX.

A partir de ahí llegará otro momento histórico, donde se irán
levantando otros muros, visibles e invisibles, más altos, más duros,
más trágicos y más violentos, y al mismo tiempo, donde se forja el
drama actual: una soterrada resistencia de la vida frente a la
muerte.

En la obra actúan Manuel Oropeza (Drugan), un viejo rumano
comunista; Mirtha Urbina Villagómez (Sinty), gitana alegoría de la
Historia; Librado Alexander Anderson (Fausto), viejo alemán,
empresario jubilado, José Antonio Maldonado (Darío), cincuentón
mexicano, ex guerrillero, ex arqueólogo y policía político; Eurídice
Rodríguez (Nadia), joven universitaria rumana, nieta de Drugan y
sexoservidora en Cancún, y Vicka Peña (Uk), niño maya prostituido,
entre otros.

© 2006-2008 Notimex, Agencia de Noticias del Estado Mexicano

You must be logged in to post a comment Login