.Ubican artistas mexicanos la identidad como elemento central del arte.

Madrid, 10 Nov (Notimex).- La construcción es una nueva
identidad personal que suplanta a la anterior o la transforma en otra
entidad, y eso la hace uno de los principales elementos del arte
contemporáneo, destacaron hoy aquí artistas mexicanos.

Los creadores Sandra Valenzuela, Sol Henaro y Mario Aguirre
participaron en la mesa redonda “Alias, seudónimos y heterónimos.
Identidad en el arte contemporáneo en México”, en la que expusieron
algunos ejemplos recientes de autores de su país.

En Casa de América, en Madrid, Henaro expuso que la complejidad
de la identidad se puede ver desde muchos ángulos y está marcada por
ambigüedades y extrañamientos que son parte de la vida, desde la
adopción de un apodo hasta la de apellidos diferentes.

Resaltó trabajos de artistas como Adolfo Patiño, del que dijo
que hizo del alter ego y el seudónimo una descripción de su obra
cuando crea el título del “Peyote y la compañía”, “Adolfotógrafo”,
“Adolorida” y “Tintanzara”, para firmar sus creaciones.

También citó a Carlos A. Morales, que se recrea como un
aguerrido luchador de los cuadrilateros y con máscara propia, un
icono de lucha libre; Jerónimo López Ramíres, alias “Doctor Lacra”,
del que resaltan los tatuajes.

La porno “performance” Rocío Beliber, “La congelada de uva”;
Dulce Pinzón, con producciones fotográficas y ensayos sobre
realidades sociales, además de artistas como Melquíades Herrera o
Gustavo Prado.

Por su parte, Valenzuela explicó que este aspecto del arte está
marcado por muchas causas, principalmente las personales, las
históricas y la necesidad de cambiar una imagen o un momento
determinado.

Presentó algunos ejemplos de su obra, de cómo recrea las
personas de su entorno para hacerles aparecer con la figura de otra,
y en su caso tienen un apartado especial los ex novios, a los que
hizo posar en fotografía en una realidad completamente ajena.

En muchos trabajos, dijo, hay factores psicológicos que explican
mejor la construcción del yo y la de los demás que hacen muchos
autores, sobre todo a partir del reconocimiento de lo ajeno como tal.

Valenzuela explicó que en su caso adoptó para sus obras el apodo
de SAN, al referir muchas vivencias personales y familiares,
significados propios que asocia y la necesidad de tener una identidad
fácil de pronunciar en Estados Unidos y otros países.

Mario Aguirre comentó que la obra de Valenzuela tiene un marcado
componente de construcción del cuerpo a partir del deseo plasmado en
su fotografía a lo largo de los años.

Agregó que hay también trabajos de artistas con una construcción
de identidad a partir del fisicoculturismo, la transposición de una
imagen por otras e incluso la reflexión sobre el maquillaje después
de la muerte, como una extensión de esa identidad.

© 2006-2008 Notimex, Agencia de Noticias del Estado Mexicano

You must be logged in to post a comment Login