Bush lamenta errores durante su administración

El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, lamentó errores cometidos durante sus ocho años de gobierno, que concluirán el 20 de enero próximo cuando su sucesor Barack Obama asuma el poder.

En una entrevista con la cadena CNN, el mandatario lamentó haber usado frases como “vivos o muertos” o “que me los traigan”, en referencia a la lucha contra el terrorismo o la guerra en Irak.

Lamentó, asimismo, su discurso del 1 de mayo de 2003, con una pancarta donde se leía “Misión cumplida”, e indicó que se refería a los marineros del portaviones Abraham Lincoln, y no al fin de la guerra en Irak que había empezado en marzo de ese año.

“Unos lo tomaron como que yo indicaba que la guerra había acabado, cuando yo no lo creía así”, precisó el mandatario, en su primera entrevista desde los comicios del martes pasado en que resultó ganador el demócrata Obama sobre el republicano John McCain.

“Mi opción no ganó, yo apoyaba a John McCain”, señaló el mandatario, quien admitió que “la elección de Barack Obama es un momento histórico para nuestro país. Mucha gente en Estados Unidos no creía que vería llegar este día”.

Bush describió como “relajada” la conversación que sostuvo el lunes con el presidente electo Obama, y evocó la “amable” reunión que él mismo tuvo con el entonces presidente William Clinton antes de asumir el poder en enero de 2001.

Obama, con su esposa Michelle y sus dos hijas pequeñas, “llevarán un sentido de familia a la Casa Blanca”, anotó el mandatario.

Agregó que ha buscado que el proceso de la transición sea un “esfuerzo genuino” para ayudar al mandatario entrante en los “complicados asuntos de la presidencia”.

“Es bueno para nuestro país que la gente tenga fe en el sistema”, señaló Bush, que deseó “lo mejor” a Obama en su gestión.

El mandatario expresó su orgullo de ser el comandante en jefe de las fuerzas armadas de Estados Unidos y destacó la valentía de los soldados que prestan sus servicios en tiempos de guerra.

Asimismo, calificó como “inspiradores” durante su gestión ver los esfuerzos de voluntarios que luchan por reducir el hambre en Africa, ayudan a la gente con VIH/Sida o recaudan dinero para comprar redes para protegerse de mosquitos portadores de la malaria.

Dice Bush que extrañará “ser el comandante en jefe de EU”

Nueva York.- El presidente estadunidense George W. Bush encabezó su última celebración como mandatario del Día de los Veteranos de Guerra y reconoció que “echaré de menos ser el comandante en jefe” del ejército de este país.

La solemne ceremonia se llevó a cabo a bordo del Buque Intrepid y coincidió con la reapertura del museo militar que alberga. Bush estuvo arropado por altas autoridades locales, unos dos mil 500 veteranos de guerra y más de cinco mil invitados especiales.

Como parte de la conmemoración, Bush recibió el Premio Intrepid a la Libertad, que según sus organizadores rinde un reconocimiento a los líderes del mundo que encarnan ideales como “la libertad y la democracia”.

Este reconocimiento ha sido otorgado a los presidentes estadunidenses Ronald Reagan, George H.W. Bush y Bill Clinton, así como los primeros ministros Yitzhak Rabin (Israel), Margaret Thatcher (Gran Bretaña) y Silvio Berlusconi (Italia) y el presidente ruso Boris Yeltsin.

“Echaré de menos ser el comandante en jefe de este fabuloso grupo de hombres y mujeres que visten el uniforme del ejército de Estados Unidos”, dijo Bush, quien abandonará la Casa Blanca el próximo 20 de enero, cuando el demócrata Barack Obama jure como nuevo presidente.

El mandatario recordó que él es hijo de veterano de guerra y destacó que siempre ha admirado y ha sido inspirado por el ejemplo de aquellos que han luchado por su país. En Estados Unidos hay actualmente 23.6 millones de veteranos de guerra.

“Nuestro país es bendecido porque nuestras libertades han sido defendidas por valientes hombres y mujeres en el pasado y es bendecido por tener a valientes hombres y mujeres que las siguen defendiendo hoy e

You must be logged in to post a comment Login