Devela “secretos” de su obra José Luis Sánchez Rull El creador participó en el ciclo “El que expone, se expone”.

México, 12 Nov (Notimex).- Parafraseando el texto “Statemen”, de
Ad Reinhardt, uno de los artistas de la escuela de Nueva York, que en
1952 enumeró todo lo que no plasmaría en su obra, José Luis Sánchez
Rull (Ciudad de México, 1964) hizo lo contrario para desentrañar su
obra y ponerla al desnudo ante alumnos de “La Esmeralda”.

El artista visual participó en el ciclo de conferencias “El que
expone, se expone”, que tiene como propósito conocer la labor de
distintos “jugadores” en el ámbito del arte, en un ejercicio que
permite al entrevistado exponer su obra, así como reflexiones o
puntos de vista acerca de diferentes temas relacionados con el arte.

Para iniciar su charla, José Luis Sánchez Rull citó el texto de
Ad Reinhardt, “Statement” (1952), en el que uno de los artistas más
complejos de la escuela de Nueva York escribe sobre cómo se puede
entender la obra de un artista al observar no sólo lo que este hace
sino lo que se niega a hacer.

“Por algún tiempo opté por la posición de ecléctico-
revisionista, término utilizado para describir a un tipo de artista
cuya labor es recuperar los momentos dorados de la historia del arte,
momentos paradigmáticos para sostener la práctica de la pintura. Pero
esto no funcionó tan bien, había un dejo de antigüedad en mi obra, un
dejo fantasmal en cuanto a que la obra no existía, ni había existido
en el pasado y tampoco afirmaba su presente”, contó Sánchez Rull.

Ante ese resultado, el artista dijo a los estudiantes de la
Escuela Nacional de Pintura, Escultura y Grabado “La Esmeralda” que
tuvo que tomar decisiones que tuvieron que ver con una reconstitución
de la pintura a partir de la integración de todo de lo que ésta se
deshizo en su camino a la pureza, sin recurrir a la revisión
histórica.

“Lo que hice fue ajustar todas mis referencias estilísticas a la
cultura popular, específicamente al cómic undeground y al rock;
establecí una genealogía que partía desde la erupción de lo grotesco
en la cultura popular en 1946”, precisó.

Según el curador Carlos Ashida, el interés de Sánchez Rull por
lo “anormal” se puede interpretar como una posición solidaria con los
que no encajan con la norma, así como también como un gesto de
rebeldía ante lo establecido; pero también se trata de la propuesta
de cierto tipo de estética.

“En efecto, la laboriosidad con que están ejecutados sus
trabajos, verdadero alarde de filigrana, pone en evidencia la
voluntad de valorar en términos de belleza y “alta cultura” los
submundos del tatuaje, de las publicaciones de Robert Crumb, de la
revista Mad o de los circuitos de carreras dragsters de los coches
alterados”, considera Ashida.

Durante su exposición, Sánchez Rull proyectó además algunas de
sus obras que han formado parte de exposiciones como “Protector de
los niños”, “Suite San Loco” y “Gravures”, exhibida en Le Centre
Culturel du Mexique, de París, entre otras.

José Luis Sánchez Rull cursó la licenciatura en Bellas Artes, en
el Pratt Institute de Brooklyn, Nueva York (1984-1988), y en 1996
tomó el diplomado en “Derivas del Arte Moderno”, con Jorge Juanes, en
La Esmeralda. Ha participado en exposiciones colectivas en ciudades
como Nueva York, Bruselas, Oaxaca, México, San Luis Potosí y
Aguascalientes.

© 2006-2008 Notimex, Agencia de Noticias del Estado Mexicano

You must be logged in to post a comment Login