Homenaje a "vencedores y vencidos" de I Guerra Mundial en Francia

París.- En señal de “reconciliación europea”, el presidente francés Nicolas Sarkozy rindió homenaje a todos los muertos “sin excepción” de la I Guerra Mundial en Douaumont, donde tuvo lugar la batalla de Verdun, la peor de ese conflicto.

El evento, en el cual estuvieron presentes como invitados de honor el príncipe Carlos de Inglaterra y su esposa la duquesa de Cornwall, marcó el 90 aniversario del fin de la llamada Gran Guerra, fecha que también fue recordada en varios países europeos como Reino Unido.

“No se trata de celebrar la guerra o la victoria de un campo contra otro, si no de rendir homenaje a todos aquellos que combatieron hasta el extremo límite de sus fuerzas en esta guerra que fue la primera en amenazar incluso a la humanidad”, subrayó Sarkozy.

En su discurso en el fuerte de Douaumont, en el este de Francia, el mandatario dijo que este conflicto dibujó un nuevo mapa de Europa y dio origen a la Declaración Universal de los Derechos humanos como “un sobresalto de la conciencia tras los horrores de esa guerra”.

Por primera vez, el presidente francés incluyó en su homenaje a los soldados fusilados por deserción o motín y afirmó “en nombre de nuestra nación, muchos de esos soldados no se deshonoraron. También fueron víctimas”.

El jefe de Estado llegó a Douaumont acompañado por su esposa Carla Bruni, y en punto de las 11:00 horas GMT guardaron dos minutos de silencio en memoria de los “vencedores y los vencidos”, según reportes del diario Le Figaro.

Sarkozy “quiso que esta sea la fiesta de Europa”, afirmó el primer ministro François Fillon, también presente en el evento, que por primera vez se efectuó sin ningún sobreviviente de esa guerra, tras la muerte del último combatiente, Lazare Ponticelli, en marzo pasado.

Otras personalidades presentes fueron el duque Henry de Luxemburgo, el Presidente del Bundesrat (senado) alemán, Peter Muller; el presidente de la Comisión Europea, Jose Manuel Durao Barroso; y el presidente del Parlamento Europeo, el alemán Hans-Gert Pöttering.

“90 años después del final de la Gran Guerra, los países europeos están no sólo en paz sino que -mejor aún- construyeron uno con otro una Unión (Europea) duradera y profunda basada en la reconciliación y el respeto de los derechos fundamentales”, agregó Sarkozy.

En el marco de este aniversario del Día del Armisticio, Londres también fue escenario de una celebración en la cual estuvieron presentes los últimos tres sobrevivientes de las fuerzas británicas que sirvieron en la guerra.

En el acto celebrado en cenotafio en Whitehall, Henry Allingham, de 112 años de edad; Harry Patch, de 110; y Bill Stone, de 108, representaron a la Real Fuerza Aérea, al Ejército Real y a la Marina de Guerra Real, respectivamente.

A las 11:00 horas GMT, los presentes en esta ceremonia también observaron dos minutos de silencio para marcar la onceava hora del 11 de noviembre de 1918, cuando entró en vigor el tratado de armisticio que puso fin a esa guerra.

La fecha también fue recordada en Australia, que perdió 60 mil hombres en el conflicto, y en Canberra el primer ministro Kevin Rudd lanzó un llamado a la paz al presidir los servicios en honor de los caídos.

Las ceremonias de este martes pusieron un énfasis firme en la reconciliación entre Francia, Reino Unido y Alemania dentro de la Unión Europea (UE).

La I Guerra Mundial fue la primera guerra industrializada del mundo, derribó cuatro imperios europeos, llevó a la creación de la Unión Soviética y marcó el extremo de la hegemonía global de Europa.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login