Laboran 1.3 millones de inmigrantes graduados en otros oficios

Dallas.- Más de 1.3 millones de inmigrantes graduados de universidades alrededor del mundo, residen en Estados Unidos y trabajan como lavaplatos, choferes de taxis, y otros empleos no especializados, de acuerdo con un reporte que documenta el “desperdicio de cerebros” en este país.

El reporte, “Progreso Desigual: Las Rutas de Empleo de los Inmigrantes Capacitados en Estados Unidos” elaborado por el Instituto de Política en Migración, un organismo con sede en Washington, es el primero que cuantifica el grado del problema de “desperdicio de cerebro” que se registra en esta nación.

De acuerdo con el estudio, el 22 por ciento de los 6.1 millones de inmigrantes con grado de licenciatura o mayor que forman parte de la fuerza laboral en Estados Unidos, están afectados por el problema al no poder acreditar sus estudios en este país.

El reporte analiza la situación de los inmigrantes capacitados para ofrecer soluciones a las barreras de acreditación de estudios y de lenguaje, que impiden a la economía estadunidense aprovechar “una rica fuente de capital humano”.

El estudio determinó que muchos inmigrantes capacitados experimentan una drástica caída de estatus ocupacional al llegar a Estados Unidos.

La investigación mostró que la velocidad para recuperar su estatus depende de múltiples factores, incluyendo su capacidad para hablar inglés, su lugar de origen, la universidad de la que graduaron y el periodo de tiempo que tienen en este país.

El reporte señaló que en lo general, los inmigrantes con título universitario provenientes de Africa y Latinoamérica, tienen menos éxito en encontrar empleo calificado en Estados Unidos, que los inmigrantes originarios de Asia y Europa.

Inmigrantes graduados de universidades estadunidenses o con experiencia laboral en Estados Unidos antes de residir en forma permanente en este país, tienen mejor perspectiva laboral que sus compañeros con títulos de universidades extranjeras o sin experiencia.

El estudio reveló que la habilidad de hablar inglés para localizar un empleo es equivalente a las aptitudes del inmigrante.

El reporte ofrece una serie de sugerencias para adoptar políticas que mejoren los resultados para los profesionistas extranjeros, incluyendo un entrenamiento integrado de lenguaje y en el trabajo.

Recomienda también la creación de una comisión en mercados laborales que recomiende ajustes en los niveles de visas y coloque a la inmigración en sintonía con la economía.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login