Piden ratificar tratado de Oslo que prohíbe bombas de racimo

Ginebra.- El tratado internacional que prohíbe las bombas de racimo, que será firmado el próximo 3 de diciembre en Oslo, es la única opción multilateral para abordar este problema que aqueja a miles de personas en el mundo, opinaron grupos civiles.

“El tratado que se firmará en Oslo es la única manera en la que podemos estar seguros de que no se produzcan ni se utilicen ni se exporten estas armas inhumanas”, dijo el presidente de la Coalición de Municiones en Racimo (CMC), Thomas Nash.

“Es el único juego posible que se debe jugar, los Estados que son responsable y conscientes de proteger a sus ciudadanos de las municiones en racimo se unirán y firmarán en Noruega”, confió.

Las declaraciones de Nasch se dieron en el marco de la Convención sobre la Prohibición del Empleo de Ciertas Armas Convencionales que pueden ser nocivas o de efecto indiscriminado, en la que Estados Unidos, Korea del Sur e Israel han fracasado en su intento de llegar a un acuerdo.

Uno 100 países ratificaran la Convención de Municiones en Racimo el próximo 3 de diciembre en Oslo, la capital de Noruega, un tratado que pretende acabar con el uso, fabricación, distribución y almacenamiento de las llamadas bombas de fragmentación.

El texto del tratado, conocido como Convención de Oslo, fue adoptado en Dublin el 30 de mayo pasado por 107 países incluyendo algunas naciones como Reino Unido, que son de las mayores productoras de estas armas y de los países que más las han utilizado, aclaró Nash.

La Convención e Oslo es parte de una iniciativa que comenzaron hace 18 meses los países que han sido más afectados por estas armas, los que se espera que lo firmen el próximo diciembre, apuntó.

Los gobiernos que han rechazado el tratado son los mismos que aún tratan de llegar a un acuerdo en la Convención de Armas Convencionales para legitimar el uso, producción, transferencia y almacenaje de municiones en racimo, explicó Nash.

Entre ellos figuran Estados Unidos, Rusia, China, India, Pakistán, Finlandia y Korea, detalló.

El presidente de la Coalición de Municiones en Racimo consideró que desde el año 2001 la Convención de Armas Convencionales ha fracasado en resolver este problema.

“Es difícil de creer que países como Rusia y Estados Unidos sigan apoyando desde el foro de Naciones Unidas la legitimación del uso de estas armas, incluso del tipo de municiones en racimo más peligrosas”, advirtió a su vez la activista Catherine Harrison.

Harrison, quien es integrante de Landmine Action, una organización civil que lucha contra las minas terrestres, coincidió en que la única manera de asegurar la protección a los civiles es la nueva Convención de Municiones en Racimo de Oslo.

Este tratado establece parámetros muy estrictos respecto a la asistencia de las víctimas de estas armas, algo que ha sido cuestionado por los países que apoyan su uso e intentan llegar a un acuerdo alterno, indicó Harrison.

El Director de Handicap International, Paul Vermeulen dijo por su parte que “estos países no solamente se han proclamado en contra de este tratado, sino que han intentado debilitar su estándar global apenas acordado en el histórico ‘Proceso de Oslo’”.

Consideró que estos países están en contra, en especial en lo que se refiere a “proveer apoyo a los sobrevivientes, sus familias y a sus comunidades, a pesar de los tremendos testimonios de algunas víctimas que han estado en la reunión”

Mark Hiznay, de Human Rights Watch, expuso que durante las pláticas de Ginebra se ha hecho evidente el apoyo de muchos países por los estándares establecidos por el nuevo tratado de prohibición de estas armas.

Afirmó que se espera que la constante estigmatización del uso de estas armas alrededor del mundo acelerará el proceso para la firma en Oslo.

Ello llevará eventualmente a una vasta reducción del uso producción y transferencia de estas armas, incluso por el limitado grupo de países que permanecen fuera de su normativa legal, dijo.

México ha sido uno de los países más activos en

You must be logged in to post a comment Login