Realizan en California el mayor simulacro de terremoto en EU

Los Angeles.- El más grande simulacro en la historia de Estados Unidos por uno de los peores terremotos fue realizado en el sur de California, con la participación de más de cinco millones de residentes.

Con un sismo imaginario de 7.8 grados en la escala de Richter, de similar proporción al de 1906 en San Francisco, en el operativo participaron cientos de organizaciones y dependencias públicas y privadas.

Acciones de respuesta se dieron con personas que se colocaron debajo de mesas; otros se protegían y buscaban un lugar seguro, mientras que otros llamaban a actuar con serenidad y a no perder el control.

En California se estima que en la placa tectónica existen más de mil fallas sísmicas, siendo la más profunda la legendaria Falla de San Andrés, que se considera podría causar el llamado Big One (El grande).

El operativo inició a las 10:00 de la mañana (tiempo local) y de manera coordinada y haciendo uso de las recomendaciones de especialistas, cientos de miles de personas participaron en el momento en que éste ocurrió.

Así en el servicio de transporte público, en hospitales, oficinas públicas, bancos, escuelas y demás sitios se efectuó el simulacro con el fin de proteger y salvar vidas.

El simulacro forma parte de una serie de eventos denominados “El Gran Shake Out del Sur de California”, organizados para diseñar un plan general de acción.

“El fin fue educar sobre el riesgo real de un terremoto, pero sin espantarnos, sino para saber qué podemos hacer por nosotros mismos”, dijo Inés Pearce, vocera de la Alianza Nacional de Terremotos.

Un estudio de la Universidad del Sur de California (UCLA) reveló que el estado podría sufrir en los próximos 30 años un sismo de 6.7 en la escala de Richter (similar al ocurrido en Northridge en 1994).

El reporte indica que, incluso para un terremoto de 7.5 grados, la amenaza es más grande en esta región. Para el área metropolitana de Los Angeles la posibilidad de un sismo de 6.7 grados se fija en 67 por ciento, mientras que en San Francisco es de 63 por ciento.

Un temblor de 7.8 grados las mismas autoridades estiman que podría causar más de dos mil muertes, 50 mil heridos y pérdidas materiales por 200 mil millones de dólares.

Un dato preocupante es que los inmigrantes de origen latino son uno de los grupos étnicos más vulnerables en caso de un desastre natural por no dominar el idioma inglés, según el Instituto de Políticas Tomás Rivera.

Los organizadores señalaron que este operativo preventivo servirá para educar a una región en donde viven y trabajan más de 22 millones de personas y que no han experimentado un fuerte sismo desde 1994.

Como parte del simulacro unos 300 científicos, ingenieros y economistas presentaron un mapa de lo que sería un escenario de desastre en la región si el epicentro ocurriera en el área de Salton Sea.

En caso de ocurrir ese movimiento sacudiría parte del norte y oeste de la falla de San Andrés y dejaría a Los Angeles sin suministro de agua, luz y sin vías de comunicación.

Este jueves autoridades federales, estatales y locales pusieron en marcha el programa “Golden Guardian”, que fue lanzado en 2004, en un esfuerzo para preparar al estado de desastres sísmicos y ataques terroristas.

Los organizadores celebraron diversos actos de reacción ante la emergencia e instalaron centros de respuesta en un campo de fútbol en Mision Hills con doctores, enfermeras, policía, bomberos y voluntarios.

En este lugar, cerca de 300 estudiantes de la preparatoria Alemany representaron a potenciales heridos y fracturados por el fenómeno natural.

El más severo sismo que se ha registrado recientemente en el sur de California fue el de Northdridge, que en 1994 con una intensidad de 6.7 grados en escala de Richter, causó 57 muertos y pérdidas millonarias.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login