Sudáfrica recordará a cantante Miriam Makeba el sábado con funeral público

JOHANNESBURG (AFP) – Sudáfrica rendirá un último homenaje a la legendaria cantante Miriam Makeba, que murió la semana pasada tras un concierto en Italia, con un funeral público organizado el sábado en una enorme sala de conciertos de Johannesburgo, informó un portavoz.

La sala donde se llevará a cabo la ceremonia fúnebre es una de las más importantes de Sudáfrica y tiene capacidad para 20.000 personas, dijo a la AFP el viernes el portavoz del ministerio de Espectáculos, Sandil Memela.

En el funeral estará presente la familia de la artista -conocida como “Mamá Africa”- así como numerosos músicos, actores y personajes del mundo del espectáculo sudafricano.

Memela añadió que el domingo, la familia de Makeba tiene previsto un funeral más íntimo para su incineración.

Voz legendaria del continente africano y símbolo de la lucha contra el apartheid, la cantante murió en la madrugada del lunes a los 76 años de un ataque al corazón tras un concierto de apoyo al escritor italiano amenazado de muerte por la mafia Roberto Saviano, cerca de Nápoles, en el sur de Italia.

Su cadáver fue repatriado el miércoles.

Nacida en Johannesburgo el 4 de marzo de 1932, Makeba comenzó a cantar muy pronto en bodas y otras ceremonias. Su carrera internacional se inició cuando, con 20 años, se unió al grupo sudafricano The Manhattan Brothers.

Reconocida por su capacidad para mezclar blues, gospel y jazz con ritmos tradicionales africanos, Makeba triunfó con canciones tan conocidas como “Pata Pata” y “The Click Song”.

Ganó un premio Grammy por el disco que interpretó con el cantante estadounidense Harry Belafonte en 1965. Sin embargo, su música estuvo prohibida en su país natal debido a su aparición en una película antiaparthaid.

Vivió primero con el trompetista de jazz sudafricano Hugh Masekela y posteriormente con el líder del movimiento del Black Power, Stokely Carmichael. La pareja fue calificada de indeseable por las autoridades norteamericanas y ambos se refugiaron en Guinea, aunque se separaron en 1973.

La hija única de Makeba, Bongi, que tuvo a los 17 años de una primera unión, murió en 1985.

Persuadida por Nelson Mandela, en 1992 regresó definitivamente a su país, instalándose en las afueras de Johannesburgo. Allí continuó luchando contra las injusticias y fundó un centro de rehabilitación para adolescentes.

You must be logged in to post a comment Login