Fue inaugurado el Salón de Artes Plásticas “Florencio Molina Campos”

México, 15 Nov (Notimex).- En honor al artista fallecido el 16
de noviembre de 1959, fue inaugurado en el Museo Provincial de Bellas
Artes el Salón de Artes Plásticas “Florencio Molina Campos”, con una
expusición de más de 57 trabajos seleccionados.

El jurado seleccionador de las piezas estuvo integrado por los
artistas plásticos Gerardo Feldstein y Eduardo Médici y Puala Tot
Blake, quienes se encargaron de seleccionar las obras que serán
exhibidas durante el presente mes.

Se otorgó un galardón y un reconocimiento económico a los tres
primeros lugares, de 15 mil y dos de 10 mil pesos, de esta forma las
tres obras pasarán formar parte de la colección del Salón de Artes
Plásticas “Florencio Molina Campos”.

El pintor e ilustrador argentino Florencio Molina Campos, autor
de títulos como el de las caricaturas “Motivos Gauchos”, que se
distinguieron por su alegría y ser un reflejo de los paisajes y la
gente de la región de La Pampa argentina, murió el 16 de noviembre de
1959.

Nació en Buenos Aires, Argentina, el 21 de agosto de 1891. Hijo
de Florencio Molina Salas y Josefina del Corazón de Jesús Campos y
Campos. Asistió a los colegios de Lasalle, del Salvador y Nacional.

Según datos biográficos disponibles, durante las vacaciones
solía viajar a la estancia de su abuelo paterno, “Los Angeles”, en el
paso del Tuyú, hoy General Madariaga, Argentina.

Allí aprendió a querer y a conocer a los hombres de campo y a
maravillarse con los paisajes que posteriormente llevó a sus cuadros.

En marzo de 1907 murió su padre y a partir de entonces, relatan,
comenzó a sentir nostalgia por el mundo perdido y comenzó a plasmar
las escenas camperas en los cartones que a lo hicieron famoso.

Se casó el 31 de julio de 1920, al año siguiente nació su hija
Hortensia María y en 1924 se divorció.

Tiempo atrás había comenzado su labor pictórica y había
acumulado una gran cantidad de dibujos en carpetas que mantenía
ocultas.

Se trataba de escenas de la vida en las estancias y los caminos
de La Pampa, además de numerosos paisajes, marinas e, incluso, una
serie de peces de colores que firmó con nombres franceses y fechas
pasadas, para ubicarlas en el mercado.

En 1926 realizó la primera exposición de sus obras, fue una
colección de 61 trabajos en la galería del Galpón Central de Palermo.
El catálogo llevaba el título “Motivos Gauchos” (caricaturas).

Sigue

Fue inaugurado el. dos. (caricaturas)

En este proyecto, los personajes distan mucho de ser los de las
épocas clásicas; en cada uno de sus personajes predomina la intención
risueña y los caballos tienen vasos enormes, ojos saltones y grandes,
con las costillas marcadas por ser tan flacos.

El mismo presidente argentino Marcelo T. de Alvear visitó la
exposición y se convirtió en admirador de su obra. A la postre, le
ofreció como premio por su labor, una cátedra de dibujo.

Su obra empieza a publicarse en el diario “La Razón” y en los
almanaques de “Alpargatas”. En 1931, lleva sus trabajos a Europa,
donde expuso en la Librería de la Opera de París, Francia, y en
Londres, Inglaterra.

Luego de obtener una beca de la Comisión Nacional de Cultura,
viajó a Estados Unidos, donde, en 1938 llevó a cabo una exposición en
el English Book Shop, de Nueva York.

En ese mismo año comenzó a escribir, a pedido de Curtius Brown,
su libro “Pampa”, sobre el gaucho, con sus ilustraciones que no
alcanzó a publicar.

Viajó a Estados Unidos, en 1942, donde fungió como asesor de
Walt Disney en la producción de películas sobre temáticas campestres
argentinas.

Colaboró además con los personajes de Hollywood, en sus rutinas
en las filmaciones de “Goofy se hace el gaucho”, “El gaucho reidor” y
“Saludos amigos”. Además, ilustró una nueva edición del “Fausto”, de
Estanislao del Campo.

En 1956 realizó una nueva exposición, ahora en la Galería
Witcomb, donde instaló una serie de cuadros con escenas de caballos
criollos, pulperías y paisanos

You must be logged in to post a comment Login