Reitera el Papa empeño del Vaticano por la paz en Medio Oriente

Ciudad del Vaticano.- El Papa Benedicto XVI reiteró el interés del Vaticano en “proseguir con determinación” su empeño por la paz en Medio Oriente al recibir en audiencia al nuevo embajador del Líbano ante el Estado Pontificio.

La Iglesia, aseguró, es “particularmente sensible” a los sufrimientos que afectan “desde hace mucho tiempo” a las poblaciones de esa parte del mundo y apoya la reconciliación de una tierra “tan querida” para los católicos.

El pontífice señaló lo anterior, al recibir en el Palacio Apostólico de Roma, las cartas del representante diplomático libanés Georges Chakib El Khoury.

“En esta etapa importante de su país la Santa Sede sigue con gran atención el desarrollo de la situación y tiene un interés particular por los esfuerzos puestos en acto para regular en modo definitivo las cuestiones que el Líbano debe afrontar”, dijo el Papa.

Pidió además a la comunidad mundial un “empeño definitivo” para evitar que las tierras libanesas se conviertan en espacio de confrontaciones regionales e internacionales.

Según Joseph Ratzinger esa nación debería convertirse en un “laboratorio” para la búsqueda de soluciones eficaces a los conflictos que agitan la región del Medio Oriente.

Por ello auguró a proseguir el camino abierto desde hace algunos meses encaminado a construir juntos las instituciones libanesas y, por esto, vencer las tensiones que “desafortunadamente se encuentran aún presentes”.

Con estas últimas palabras Benedicto XVI se refirió a los acuerdos de Doha firmados en mayo pasado en la capital de Qatar con los cuales se dio fin a la crisis política que azotó al Líbano durante casi todo 2007.

Gracias a estos convenios todas las facciones del país, incluidos los milicianos de Hezbollah (Partido de Dios) se comprometieron a no usar las armas y a respetar la soberanía del Estado. También se nombró a un nuevo presidente.

El cargo recayó sobre el militar Michel Suleiman, ex jefe del ejercito y cristiano maronita, a quien le tocó la tarea de restablecer el orden nacional además de convocar una serie de mesas de diálogo de cara a la pacificación.

El 1 de noviembre pasado el Papa recibió justamente en audiencia privada al presidente en El Vaticano y subrayó el deseo de mantener al Líbano como un lugar de coexistencia religiosa y política.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login