Científicos analizan y comprueban el efecto de la tecnología en las emociones humanas

PALO ALTO, CA. (ConCienciaNews) – El habla ha probado ser influyente en el desarrollo de todo ser humano. Desde que el feto se haya dentro del vientre, es capaz de distinguir la voz de su madre y con sólo cuatro días de nacido sabrá diferenciar su idioma natal de otros idiomas.

Científicos de la Universidad de Stanford en California se dieron a la tarea de investigar cómo el habla generada por las nuevas tecnologías –computadoras, sistemas automáticos de teléfono, sistemas de posicionamiento global—está impactando las emociones humanas, acostumbradas a la calidez y autenticidad de personas reales.

“El habla (discurso) es más que sólo palabrasâ€?, dijo Clifford Nass, Profesor de comunicaciones y ciencias informáticas de la Universidad de Stanford y líder del estudio. “Los humanos automáticamente reconocen pistas para-lingüísticasâ€?.

Estas pistas van desde la emoción en la voz de una persona hasta cuando una persona está bajo la influencia de una sustancia o simplemente distraída. Asimismo, a través del habla, una persona puede identificar factores como el sexo de una persona y su tipo de personalidad (extrovertido, pasivo, etc.)

En lo que respecta a tecnología, sin embargo, la voz tiene como único objetivo proveer información. Es el caso del sistema de posicionamiento global, cuya misión es servir de guía a los conductores mientras manejan.

Según los investigadores, la falta de emoción en este aparato podría influenciar de manera negativa al conductor, siendo la emoción un elemento vital al conducir.

En el estudio, los investigadores sometieron a participantes a observar un video de 10 minutos con imágenes positivas y negativas. Luego los hicieron manejar en un simulador de auto por 15 minutos, primero escchando la voz computarizada de sonido amable y calmado y otra con una voz más exaltada.

Los resultados arrojaron que los conductores “alegres� prefirieron la primera voz, mientras que los conductores “tristes� eligieron la segunda.

“Las personas felices se benefician de otras personas felices�, dijo Nass. “La miseria prefiere a las personas miserables�.

Sin embargo, el estudio también arrojó que la segunda voz (triste) fue considerada de menor distracción por los conductores, reduciendo así el riesgo de que éstos sufran accidentes de tránsito.

Los investigadores concluyeron que la expresión de emociones en la voz creada artificialmente podría ayudar a los conductores a manejar de manera más eficiente. Se trata de un implemento fácil de crear y que se puede “personalizar’ para cada tipo de conductor.

En Alemania, la marca de automóviles BMW reemplazó su sistema de navegación global que operaba con una voz computarizada femenina por una masculina, al comprobar que era poco popular para los alemanes recibir instrucciones de manejo de una “mujerâ€?.

“El habla tecnológica podría ser muy poderosaâ€?, concluyó Nass.

You must be logged in to post a comment Login