Desentrañan las causas que llevaron a Carlota a la locura. Adolfo Arrioja Vizcaíno publica el libro “Mamá Carlota. El fin dela fugaz emperatriz de México”..

México, 18 Nov (Notimex).- Lejos de la leyenda romántica sobre
Carlota, la esposa del emperador Maximiliano de Habsburgo, el
académico Adolfo Arrioja Vizcaíno se introdujo a los “pliegues
secretos” de la vida de la emperatriz y desentraña las causas que la
llevaron a la locura.

Así lo muestra en el libro “Mamá Carlota. El fin de la fugaz
emperatriz de México” (Planeta, 2008), en el que a manera de novela
histórica hace un análisis de la última etapa de la vida de la hija
del rey Leopoldo de Bélgica, quien contrajo nupcias con Maximiliano
de Habsburgo, cabeza del Segundo Imperio Mexicano de 1864 a 1867.

“La historia gira en torno al viaje que Carlota hace en 1866 a
Europa, para tratar de salvar el imperio de Maximiliano, el cual se
derrumbaba ese año por el anuncio del retiro del apoyo francés. Ella
viajó a buscar el apoyo de Napoleón III y del Papa, pero finalmente
fracasó en esos dos intentos”, explicó en entrevista con Notimex.

El libro se enfoca en tratar de desentrañar las causas que
llevaron a Carlota a la locura, a través de combinar datos obtenidos
en diversas fuentes, algunas de la ciudad de París, con la
imaginación del autor para llenar esas lagunas de la historia.

“Básicamente, la novedad que aporta el libro es que Carlota tuvo
una relación de adulterio con el comandante en jefe de su guardia
particular. Recordemos que cuando ella viaja a México, su padre, el
rey Leopoldo de Bélgica, le manda una fuerza del ejército belga, al
mando del teniente coronel Van der Smissen, quien tiene la misión de
cuidarla en México durante el tiempo que durara como emperatriz.

“Sin embargo, ella llega a tener una relación íntima con este
personaje y cuando viaja a Europa se da cuenta de que está
embarazada, entonces todos estos fenómenos le provocan un trastorno
mental gravísimo que le duró hasta el día en que murió”, señaló.

El hecho es que se combinaron varios factores: por una parte, la
razón de ser de la vida de Carlota era ser emperatriz, pues ella fue
educada por su padre y su abuelo con el dogma del derecho divino de
los reyes, y la única razón que explicaba su existencia era el
gobernar a un pueblo, dijo Arrioja Vizcaíno.

“La relación que tenía con Maximiliano era una especie de
alianza política y económica, pero en realidad las investigaciones
muestran que no tuvieron vida conyugal por una serie de razones que
van desde la homosexualidad de Maximiliano, hasta una sífilis que
adquirió en un viaje que hizo a Brasil, antes de casarse con Carlota.

Sigue

Desentrañan las. dos. Carlota

“Carlota padeció un profundo delirio de persecución y en ese
viaje a Europa pensaba que en todas partes la iban a envenenar. Hizo
actos de locura como instalar en un hotel de Roma, donde pasó unas
semanas, un gallinero para alimentarse sólo de los huevos que las
gallinas ponían ante sus ojos”, comentó.

Finalmente, recordó, Carlota fue recluida en el Castillo de
Miramar, donde tuvo un hijo ilegítimo y luego fue trasladada a dos
castillos de Bélgica, donde vivió casi 60 años hasta que murió en
1927.

“Es un personaje del que se tiene una visión un poco romántica:
la de una joven y bella princesa europea que vino a reinar a México,
que vivió en el Castillo de Chapultepec, que estaba casada con un
príncipe guapo, que tuvieron la tragedia del fracaso del Imperio y
que tras el fusilamiento de Maximiliano se volvió loca.

“Pero la realidad es que fue muy distinta: fue un matrimonio de
conveniencia, nunca tuvieron vida conyugal y la locura de Carlota es
anterior a la muerte de Maximiliano”, precisó el autor.

Adolfo Arrioja es licenciado en Derecho por la Universidad
Nacional Autónoma de México, maestro por la Iberoamericana y doctor
honoris causa por la de Newport, en California.

Es autor también de libros como “El sueco que se fue con Pancho
Villa”, “Fray Servando Teresa de Mier: confesiones de un guadalupano
federalista” y “El águila en la alcoba: la güera Rodríguez en los
tiempos de la Independencia nacional”,

You must be logged in to post a comment Login