Viaja estadunidense con Alzheimer a México sin darse cuenta

Dallas.- Un residente de Texas que padece demencia senil, viajó a México sin estar consciente de ello y llegó hasta una comunidad ubicada a 600 kilómetros al sur de la frontera, donde se le agotó la gasolina de su auto.

Philip Orvan Kneifl, de 67 años de edad, quien fue diagnosticado en fecha reciente con la enfermedad de Alzheimer, salió de su casa en Victoria, Texas, el pasado 12 de noviembre y fue ubicado cuatro días después en una pequeña población del estado mexicano de Zacatecas.

“El tuvo un endiablado viaje”, dijo el Sheriff del Condado de Victoria, Michael O”Connor, en declaraciones publicadas este miércoles por el periódico The Victoria Advocate.

O”Connor informó que una combinación de esfuerzos en ambos lados de la frontera de buenos samaritanos y funcionarios federales permitieron traer a Kneifl de regreso y con seguridad a su casa, este martes.

Familiares de Kneifl reportaron a las autoridades que el pasado 12 de noviembre, este había llamado a su hermana Deanna Crawford para informarle que planeaba viajar a visitarla a Kansas.

La esposa de Kneifl, Martha había salido de viaje a Galveston con un grupo de su Iglesia. Kneifl dejó su casa el pasado jueves y viajó a Austin, de acuerdo con las compras que hizo utilizando su tarjeta de crédito.

El pasado viernes, Kneifl ingresó a México por la frontera de Nuevo Laredo. Ese día se comunicó con su esposa pero no pudo informarle dónde se encontraba.

Martha Kneifl llamó entonces a la Oficina del Sheriff del Condado de Victoria para reportarlo como extraviado.

La Oficina del Sheriff lo reportó a su vez ante las autoridades estatales y se emitió el viernes pasado una alerta plateada, para notificar de su búsqueda a las policías en toda la entidad.

Los detalles de su viaje por México no están aún claros. Kneifl reapareció el pasado domingo, cuando los pobladores de una pequeña población rural en Zacatecas lo encontraron vagabundeando por el pueblo.

Su automóvil se había quedado sin gasolina. La policía de la comunidad encontró a una persona que hablaba inglés quien tomó cuidado de Kneifl hasta que su familia fue contactada.

“Esta pequeña comunidad casi lo adoptó”, dijo la investigadora del Sheriff del condado de Victoria, Melissa Rendón. Los residentes lo alimentaron, le dieron café y galletas, indicó.

Rendón habló con las autoridades mexicanas y organizó que Kneifl volara de Zacatecas a la Ciudad de México donde un hijo lo esperaría para viajar luego juntos por avión a San Antonio para regresarlo a su casa en Victoria.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login