Pide ANP a israelíes su apoyo a la Iniciativa Saudí

Jerusalén.- En una campaña de prensa sin precedentes, la Autoridad Nacional Palestina (ANP) se dirigió a los israelíes para pedir su respaldo a la Iniciativa Saudí, al recordar que la paz pasa por la resolución de la cuestión palestina.

“57 Estados árabes e islámicos establecerán o normalizarán sus relaciones diplomáticas con Israel a cambio de un acuerdo de paz global y el final de la ocupación”, dice el titular que aparece este jueves en los principales diarios israelíes.

En él, recuerda la ANP las bases de la resolución de la Liga Arabe aprobada el 28 de marzo de 2002 en la cumbre de Beirut, y en la que se dice que “la paz justa y global en el Oriente Medio es la opción estratégica elegida por los países árabes”.

El anuncio ofrecido este jueves por el Departamento de Negociaciones Políticas de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) es el comienzo de una campaña para convencer a los israelíes de que la paz tiene sus riesgos pero también sus beneficios.

El desplegado de este jueves incluye las banderas palestina e israelí en el cabezal y las de cincuenta países miembros de la Liga Arabe y la Conferencia Islámica alrededor del anuncio a modo de marco.

Se desconoce si la presencia de esas banderas representa algún tipo de apoyo directo al contenido del anuncio por los gobiernos de esos países, pero destaca por su ausencia Irán, el mayor de los enemigos de Israel.

Fuentes palestinas dijeron al diario Haaretz que tanto la Liga Arabe como la Conferencia Islámica dieron su apoyo al aviso.

Yaser Abed Rabo, secretario general de la OLP, expuso la víspera que el aviso trata de explicar a los israelíes el contenido de la resolución de la Liga Arabe, que fue aprobada de nuevo en la cumbre 2007, y pedirles que la apoyen.

Según el funcionario, “los israelíes desconocen los detalles del plan”, en parte porque destacados políticos y la prensa local se encargaron de deformarlos.

Se trata de una iniciativa que presentó Arabia Saudí en medio de la Intifada de Al-Aksa para exhortar a Israel a negociar la paz, y que tras ser apoyada por los países miembros de la Liga pasó a ser denominada Iniciativa Arabe.

Básicamente el plan exige a Israel desocupar los territorios que conquistó en la Guerra de los Seis Días (1967) y de los que aún no se ha retirado -Cisjordania y los altos del Golán- para aprobar la independencia palestina en un Estado vecino a Israel.

Uno tras otro la ANP expone cada uno de los puntos del plan, que en su día fue una auténtica revolución porque era la primera vez que la Liga Arabe ofrecía la paz a Israel, apartándose de resoluciones beligerantes que tanto caracterizaron a ese organismo durante décadas.

Abed Rabo destacó que los israelíes deben tener claro que la normalización con los países árabes está al alcance de la mano siempre y cuando finalice la ocupación, se cree un Estado palestino y se resuelva el problema de los refugiados en base a la resolución 194 de la UNU.

Esta resolución, que llama al regreso de más de cuatro millones de palestinos a sus viviendas y tierras en lo que ahora es Israel, es precisamente lo que echa para atrás al gobierno de Ehud Olmert.

Para Israel, que tiene siete millones de habitantes -entre ellos un millón de palestinos-, recibir a otros cuatro millones más supone una amenaza demográfica, pues “perdería el carácter judío” con el que las Naciones Unidas crearon el país al concluir el Holocausto.

Las fuentes diplomáticas consideran que el Plan Arabe es una buena base para negociar, pero sus cláusulas deben ser “adaptadas a la realidad”, y no a resoluciones de antaño.

La 194 fue aprobada por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en diciembre de 1948, cuando el problema de los refugiados se acababa de crear ese año y eran sólo unos 700 mil.

De acuerdo con el diario Haaretz, la campaña que publica la ANP es una iniciativa personal del presidente Mahmoud Abbas, que puso a cargo de ella al diputado israelí de origen palestino Ahmed Tibi.

Los anuncios

You must be logged in to post a comment Login