Montan pieza dancística que concibe a niños como capaces de pensar.

México, 22 Nov (Notimex).- Personajes insólitos y entrañables,
que buscan recuperar para niños y adultos la confianza entre seres
diferentes y la posibilidad del amor como una forma de conciliar
mundos dispares, es el mensaje que transmite la pieza dancística
infantil “El hombre que sólo sabía amar”.

Creada y dirigida por Vicente Silva Sanjinés, la coreografía,
considerada como una de las más importantes en el difícil arte de
hacer danza para niños, será presentada este sábado y domingo en el
Teatro Benito Juárez y en el de la Ciudad el día 30 de noviembre.

La puesta dancística representada por la Compañía de Danza
Contemporánea “Vicente Silva Sanjinés” se presenta en el marco del
Festival de Artes Escénicas de la Ciudad de México.

“El hombre que sólo sabía amar” es un programa infantil
diferente, en el que personajes singulares son los protagonistas de
una coreografía cuyo tono lúdico se encamina por el registro de las
emociones, de la melancolía a una intensa vitalidad.

Con imágenes poderosas, cuya construcción llega con naturalidad
a la poesía del movimiento, la fuerza evocativa de la coreografía de
Silva Sanjinés resalta que en la creación la realidad y el sueño son
una misma cosa, que ambos asaltan con su entrañable belleza la vida
cotidiana.

La coreografía está hecha con inteligencia y sensibilidad
artística y la pueden disfrutar los niños de este país, amén de que
se puede recomendar a los padres con mente abierta y con ganas de que
sus hijos no vean historias de bajo perfil que proliferan.

Para el crítico Miguel Yedra el trabajo dancística de Vicente
Silva “muestra que el pensar en los niños como seres inteligentes,
capaces de procesar los símbolos artísticos, para darles una
interpretación acorde con su realidad, además de calidad conceptual e
interpretativa, es lo menos que se les puede ofrecer.

“Los bailarines acuden al hecho escénico como seres polimórficos
y no le dan ninguna concesión a los personajes y situaciones
estrambóticas, surgiendo como apariciones inefables y etéreas que
elevan a la cúspide sensual, para después observar cómo se
transforman con la velocidad de la vida en la ciudad”.

Vicente Silva está considerado como uno de los coreógrafos más
sólidos e importantes de la danza contemporánea mexicana y se ha
presentado en el Teatro Ponec de Praga, así como ha impartido
talleres y clases magistrales en el Weslyan College, Burllington
College, Flynn”s Theatre, Studio 303, en Montreal, Canadá, así como
el Movement Research y Danspace Project, en Nueva York, entre otros.

En 2004 obtuvo el premio INBA-UAM con la coreografía “Pachuco
Gay”. También estrenó la pieza “Opus 2000 o La Esperanza”, dentro del
marco del Festival de la Ciudad de México en el Centro Histórico, en
el Teatro de la Ciudad.

Con la obra “El puerco enamorado” -que se presentó en el Palacio
de Bellas Artes- logró la invitación de la Association of Performing
Arts Presenters, para participar en la XLV Convención Anual de esta
prestigiosa institución en la ciudad de Nueva York.

© 2006-2008 Notimex, Agencia de Noticias del Estado Mexicano

You must be logged in to post a comment Login