Alcanza la globalización al crimen organizado

Por Mario Osorio Beristain.

Roma.- La globalización de las bandas criminales es un hecho, y actualmente el Cártel del Golfo de México ha adquirido un rol preponderante a nivel internacional en la distribución de cocaína, dijo el procurador italiano antimafia, Pietro Grasso.

“A través de nuestras investigaciones hemos determinado que existe una elevada complicidad entre las organizaciones criminales de todo el mundo, es decir, ellas también se han globalizado”, declaró Grasso en entrevista con Notimex en su oficina en Roma.

El principal encargado italiano del combate al crimen organizado, aseguró que sus investigaciones han confirmado la existencia de complicidades operativas entre grupos terroristas internacionales y narcotraficantes, para así alcanzar fuerza planetaria.

“Durante una reciente investigación determinamos que las FARC colombianas proporcionaban al ETA español cargamentos de cocaína, que la organización vasca intercambiaba por armas proporcionadas por la Camorra, la mafia napolitana, que a su vez las obtenía de la criminalidad del este de Europa”, ejemplificó.

En ese contexto, Grasso se refirió al caso de la Ndrangheta, la mafia calabresa, que estableció colaboración con el mexicano Cártel del Golfo, como quedó demostrado en una operación internacional de septiembre pasado.

En ese operativo cientos de personas fueron detenidas en Estados Unidos, Italia y otros países y fue desbaratada la red de colaboración que la Ndrangheta había establecido en Nueva York con el Cártel del Golfo, que le proporcionaba cocaína colombiana.

Grasso recordó que la Ndrangheta es la mafia italiana más globalizada y la que controla actualmente el tráfico de cocaína en Italia y Europa.

Confirmó que aún se desarrollan investigaciones sobre la relación entre calabreses y mexicanos, que no habría quedado completamente desarticulada tras la operación de hace dos meses.

“Creemos que aún existen relaciones entre la Ndrangheta y el Cártel del Golfo porque la cantidad de cocaína distribuida por los mexicanos es enorme”, declaró.

Dijo que a esa operación los italianos llegaron a través de investigaciones del Reparto Operativo Especial de los carabineros, que siguiendo a los traficantes calabreses descubrió sus contactos con los mexicanos en Nueva York.

En Estados Unidos la Agencia Federal Antidrogas (DEA) ya también les seguía la pista, comentó Grasso.

“Creo que actualmente recurrir a los cárteles mexicanos es (para las otras mafias) una decisión obligada, porque buena parte de la distribución que antes estaba en manos de los colombianos, ahora está en poder del Cártel del Golfo”, aseguró.

Subrayó que a los ojos de la Ndrangheta, esa organización criminal mexicana da mayores garantías, porque cuenta con estructuras paramilitares que le permiten almacenar seguramente la droga en su territorio.

Para Grasso, considerado uno de los autores intelectuales de la captura, en abril de 2006, del máximo jefe de Cosa Nostra, Bernardo Provenzano, existen similitudes entre la mafia italiana y los cárteles mexicanos.

“En modo de operar, los cárteles mexicanos se parecen mucho a la mafia italiana, porque se imponen a través de la violencia y del miedo y garantizan así el control del territorio”, dijo.

Recordó que en Italia se ha tenido éxito en el combate de Cosa Nostra, que todavía hasta 1992 asesinaba a magistrados, policías, empresarios, periodistas o políticos y llegó a realizar atentados en Roma, Milán y Florencia.

“La reacción del Estado italiano ha sido muy dura y hoy podemos decir que la cúpula de Cosa Nostra está desarticulada, han sido arrestados casi todos sus jefes”, enfatizó.

Pero reconoció que ahora los reflectores se han concentrado en la Ndrangheta, pues “mientras combatíamos a la mafia siciliana, aumentó su poder, su fuerza económica y pasó a controlar en Italia y en Europa las redes del tráfico de la cocaína en exclusiva”.

Destacó que la mafia calabresa mueve miles de millones de euros.

“Hay que considerar que a los ca

You must be logged in to post a comment Login