Brilla la Cúpula de Barceló no obstante la polémica.

* Con un poema presentó su obra el artista español

Ginebra, 23 Nov (Notimex).- Por fin el mundo pudo conocer la
famosa Cúpula de Barceló inaugurada por los reyes de España, el
presidente del gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero, el
secretario general de las Naciones Unidas (ONU), Ban Ki Moon, el
presidente de Suiza, Pascal Couchepin, y el propio artista.

La opinión pública y los medios españoles habían criticado
ampliamente la donación que hizo España para “decorar un salón de la
ONU en Ginebra”, cuando Europa está al borde de la recesión, sin
embargo, representantes del gobierno defendieron que el arte no tenía
precio.

La obra “monumental de Barceló”, creada en la cúpula que mide
alrededor de mil 400 metros cuadrados, a los que muchos ya le llaman
la “Sixtina del siglo XXI”, llevó un proceso de 13 meses en el que se
han utilizado 35 mil kilos de pintura y el trabajo conjunto del
artista, 20 ayudantes y la asesoría de ingenieros, arquitectos y
restauradores.

De acuerdo a Javier Garrigues, embajador de España ante la ONU,
el costo total de la remodelación de la sala, incluida la obra del
artista, asciende a 20 millones de euros: 60 por ciento a cargo del
sector privado, con empresas como Telefónica, grupo Santander y la
Caixa, entre otros; así como un 40 por ciento por parte del Estado.

No obstante la polémica, el pasado martes se llevó a cabo la
inauguración de la Sala de Derechos Humanos y de la Alianza de las
Civilizaciones en un marco muy emotivo, en el cual se escucharon
sentidos discursos de reconocimiento a la obra y al artista, ante un
sencillo Barceló.

Para presentar su obra de arte, en lugar de dar un largo
discurso, el artista prefirió escribir un poema que leyó en francés,
en mallorquín (su lengua natal) y en español:

“Un día de gran calor en pleno Sahel, recuerdo con la vividez de
los espejismos la imagen del mundo goteando hacia el cielo. Arboles,
dunas, asnos, gentes multicolores escurriéndose gota a gota,
consumiéndose también. Todo esto puesto al revés en un mar, pero
también en una cueva. La unión absoluta de contrarios. La superficie
oceánica de la tierra y sus oquedades más escondidas.

En este mar agitado cabe suponer varios niveles. El fondo de
este mar y sus moradores polícromos. El plano del agua. La espuma
blanca de las mismas aguas revueltas en marejada. Y al final del
reflejo lo que refleja este mar, lo que está debajo. Nosotros”.

Poco después, durante la recepción, Notimex pudo conversar con
diferentes testigos de esta obra, incluido el propio Barceló (1957),
quien dijo sentir “alivio de que ya terminó todo, fue un trabajo muy
largo, (suspiro)desde que vi el sitio pensé en la cueva, una cueva
como tantas que encuentras en las calas de Mallorca, luego lo difícil
fue resolver cómo hacerlo, pero bueno, ahí está”.

Ban Ki Moon, secretario general de la ONU, comentó que estaba
fascinado, primero que nada me siento muy agradecido con el rey Juan
Carlos y el gobierno de España por este regalo tan generoso, lo que
demuestra el fuerte compromiso que tiene con las Naciones Unidas.

“También quiero expresar mi admiración por Barceló, artista
genial, es una obra de arte increíblemente creativa que simboliza lo
que pasa en el universo mundial en el que el mensaje es que debemos
estar unidos”, añadió.

La alta comisionada de Derechos Humanos de la ONU (ACNUDH), Navi
Pillay, destacó “es nuestro espacio, el espacio dedicado a los
Derechos Humanos, espero que la cúpula inspire al diálogo y a la
unión, me encanta porque simboliza al arte internacional y no a una
región en particular, es una obra joven, moderna. Vamos a disfrutar
mucho cuando trabajemos en esa sala”.

Luis Alfonso de Alba, embajador permanente de México ante las
Naciones Unidas y primer presidente del Consejo de Derechos Humanos
expresó su reconocimiento a esta contribución que el gobierno de
España venía trabajando también de la mano con el proyecto del
Consejo de Derechos Humanos (CDH), “es una fo

You must be logged in to post a comment Login