Busca Obama usar a Geithner y Summers para influir en rumbo económico

El presidente electo Barack Obama planea anunciar este lunes a su equipo económico, incluido su secretario del Tesoro y Jefe del Consejo Económico, en lo que fue visto como un temprano intento por influir en el rumbo de los mercados.

Obama, quien encabeza una de las transiciones más convulsionadas en la esfera económica, designará respectivamente al presidente de la Reserva Federal de Nueva York, Timothy Geithner y al ex secretario del Tesoro, Larry Summers, dos veteranos bien conocidos en Wall Sreet.

“(Los nombramientos económicos) son un tema al que se necesita entrar rápido en la transición porque se está generando un vacío. En la medida que pierde poder la administración Bush, el tema económico se queda un poco huérfano”, advirtió el economista Isaac Cohen.

Las designaciones complementan el anuncio hecho el sábado por Obama en su mensaje radial de empujar un plan de estimulo económico para crear 2.5 millones de empleos para enero de 2011, en momentos que más de nueve millones de personas están formadas en la fila del desempleo.

Geithner y Summers tendrán como primera meta formular un Plan de Recuperación Económica con el objetivo de fortalecer la economía y crear puestos de ocupación a través de la reparación o la construcción de infraestructura básica como caminos y puentes.

“Estos no son sólo pasos para sacarnos de está crisis inmediata, sino inversiones de largo plazo en nuestro futuro económico que ha sido ignorado por mucho tiempo. Y representan un enganche temprano de las reformas que mi gobierno llevará a Washington”, señaló Obama.

Aunque no existen cifras oficiales del monto del paquete de estimulo, los líderes demócratas en el Congreso han hablado de proyectos por alrededor de 150 mil millones de dólares.

Durante la campaña, Obama propuso un plan de estímulo a los proyectos inmediatos de infraestructura por 25 mil millones de dólares y otros 60 mil millones de dólares para el largo plazo, así como 25 mil millones de dólares adicionales en apoyo a gobiernos estatales.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, envió señales de que el plan de estímulo económico podría ser considerado al inicio de la nueva legislatura en enero, luego del virtual fracaso para aprobar por ahora el rescate de la industria automotriz.

El plan demócrata consiste en debatir la propuesta al inicio del nuevo Congreso en la primera semana de enero, con la intención de enviarlo a Obama para su promulgación poco después de que asuma la presidencia el mediodía del 20 de enero.

Pero un paquete de esa naturaleza enfrenta un futuro incierto en el Senado, donde los republicanos descarrilaron el intento de Obama de rescatar a Ford, General Motors y Chrysler, las cuales deberán presentar un nuevo plan de salvación para el 2 de diciembre.

“Sé que aprobar este paquete no será fácil. Necesitaré y buscaré el apoyo de republicanos y demócratas, y daré la bienvenida a las ideas y sugerencias de ambas partes”, reconoció Obama.

La negociación del paquete de estímulo económico tendrá lugar en coincidencia con la formulación de la implementación del paquete de rescate financiero por 700 mil millones de dólares que el secretario del Tesoro Henry Paulson heredará a Geithner y Summers.

Geithner jugó un papel central en el diseño del paquete de rescate, en tanto que Summers fue un actor clave en el rescate financiero durante la crisis de México en 1995, así como durante la crisis asiática de 1997, cuando colaboró en el gobierno de Bill Clinton.

El jefe del equipo de transición de Obama y ex jefe de gabinete de Clinton, John Podesta, envió la semana pasada señales al Congreso de que Obama espera una consideración expedita de los nombramientos de Geithner y Summers.

La filtración de la designación de Geithner el viernes tuvo ya un positivo impacto en los mercados financieros y ayudó a apuntalar el Dow Jones 494 puntos.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login