Brasil: 64 muertos y 44.000 evacuados por fuertes lluvias en el sur

SAO PAULO (AFP) – Las lluvias torrenciales que caen desde hace 52 días en el estado brasileño de Santa Catarina (sur) dejaron ya 64 muertos, en tanto que el número de evacuados se incrementó a más de 44.000, informó el lunes la Defensa Civil regional.

El último balance de las autoridades indicó antes de la medianoche del lunes que los fallecidos pasaron de 33 al comienzo del día a 64 al caer la noche y los evacuados y sin techo de 20.000 a 44.151, gran parte de ellos alojados en refugios montados por Defensa Civil, Ejército, Bomberos y Policía, que realizan tareas de rescate en busca de desaparecidos.

Las autoridades estiman que más de 1,5 millones de personas están afectadas en distintos niveles por las inclemencias climáticas.

La región está en estado de emergencia desde el sábado y, según declaró a la prensa el gobernador de Santa Catarina, Luiz Henrique da Silveira, se enfrenta a “la peor tragedia climática de la historia catarinense” y sostuvo que “no se sabe cuántas personas pueden haber desaparecido”.

Además, pidió ayuda al presidente brasileño, Luiz Inacio Lula da Silva, y a sus colegas de estados vecinos y señaló que “la prioridad absoluta es salvar vidas, recuperar el patrimonio de las personas y atender a los sin techo”.

En la noche el secretario Nacional de Defensa Civil, Roberto Guimaraes, dijo que “las aguas comenzaron a bajar, si bien cerca de 80% de la región está bajo agua….”.

Para atender a los afectados, la Defensa Civil está planificando la entrega de 286 toneladas de alimentos, además de medicamentos, colchones y mantas.

Las ciudades más afectadas y con mayor cantidad de muertos son las de Ilhota y la turística Blumenau, en la cual el alcalde Joao Paulo Kleinübing decretó el estado de emergencia el domingo por la noche para liberar con mayor rapidez los fondos necesarios para ayudar a la población.

El domingo en Blumenau (de unos 297.000 habitantes y a 130 km de la capital provincial, Florianópolis) llovió el equivalente a lo que suele caer normalmente en el mes de noviembre y hasta la alcaldía tuvo que cerrar.

Por otra parte, la empresa Centrales Eléctricas de Santa Catarina S/A (Celesc) indicó que de unos 2,2 millones de viviendas que hay en su jurisdicción unas 160.000 están sin energía eléctrica.

El puerto de Itajaí, el mayor del estado, debió cerrar sus actividades.

Datos del Instituto Nacional de Meteorología difundidos por los medios locales indicaron que en los 24 días de noviembre de 2008 se registraron 535,8 milímetros de lluvia en el área, casi el triple del promedio histórico del mes de noviembre (140 mm).

Al menos ocho municipios están totalmente aislados por las aguas y en muchos debió ser cortado el suministro de agua, al tiempo que se suspendió la actividad escolar, en el comercio y otros ramos.

El tránsito de camiones de carga en las carreteras de la región, que sirven de conexión entre Brasil y los demás países del Mercosur (Argentina, Paraguay y Uruguay), está seriamente comprometido, y la policía de caminos instaló puestos para orientar o eventualmente interrumpir el flujo de vehículos.

Otros estados como Rio Grande do Sul (sur) y Espirito Santo (sudeste) también han sido afectados por las lluvias, inundaciones y deslizamientos.

You must be logged in to post a comment Login