.Destacan obras de Pablo Serrano en muestra montada en España.

México, 25 Nov (Notimex).- La exposición “El Paso a la moderna
intensidad” fue inaugurada recientemente en la Casa Zavala de Cuenca,
en la provincia de Castilla-La Mancha, en España, donde destacan
obras del escultor Pablo Serrano, fallecido el 26 de noviembre de
1985.

El espacio en donde se expone la obra de Serrano es la sede de
la Fundación Antonio Saura y la muestra, la cual permanecerá a la
vista del público hasta el 11 de enero de 2009, está dedicada al
grupo de artistas plásticos llamado El Paso.

“El paso a la moderna intensidad” tiene como fin dar a conocer
los estudios de un periodo fundamental de la historia cultural, en la
cual han participado reconocidos historiadores y críticos de arte.

Pablo Serrano, reconocido por sus monumentales esculturas que ya
forman parte del paisaje urbano de ciudades europeas y americanas,
fue poseedor de una profunda y rica técnica vanguardista.

Nació en Teruel, España, el 10 de marzo de 1908. Realizó sus
primeros estudios en las Escuelas Profesionales Salesianas de Siarrá
y en la Escuela de Bellas Artes de Barcelona.

Durante tres décadas vivió en Sudamérica. Los primeros 10 años
en Rosario de Santa Fe, Argentina; y las dos siguientes décadas en
Montevideo, Uruguay; donde conoció al pintor Joaquín Torres García.

A partir de 1946 participó en los Salones de Arte Nacionales de
Uruguay, en los que fundó, junto con otros artistas, el grupo “Paul
Cézanne”.

Durante esta época, su obra se concibió dentro de un
academicismo que pronto evolucionó a una figuración expresionista.

Después de su encuentro con Torres García comenzó a explorar
nuevas formas de creación. Gracias a él encontró las posibilidades
que brinda la escultura abstracta.

A principios de los años 50, su obra evolucionó bastante rápido
hacia un expresionismo en el que puso énfasis a las texturas, técnica
que perduró a lo largo de toda su obra.

Recibió en tres ocasiones (1944, 1951 y 1954) la medalla de oro
del Salón Nacional de Artes Plásticas y en 1955 el gran premio del
Segundo Salón Nacional Bienal de Artes Plásticas.

Sigue
Destacan obras. dos. Plásticas.

El artista regresó a España para recibir el gran premio de la
III Bienal Hispanoamericana de Arte, celebrada en Barcelona, que le
dio fama internacional. Desde ese momento quedó incorporado en la
vanguardia artística española.

Comenzó sus viajes por varios países de Europa, se dio a la
tarea de estudiar las diferentes tendencias de la plástica y pronto
centró su interés en la postcubista, atraído por la obra de Julio
González.

En 1957 fundó, al lado de los pintores aragoneses Antonio Saura
y Manuel Viola, el movimiento “El Paso”, en el que se aglutinaron los
principales representantes del informalismo.

El grupo celebró su primera exposición en la Galería Buchholz,
en Madrid. Pero Serrano y su mujer, la pintora Juana Francés, lo
abandonaron al año siguiente.

En la década de los 60, Serrano dedicó su trabajo a varias
series en las que puso de manifiesto sus investigaciones sobre el
espacio y la luz, entre ellas “Bóvedas para el hombre” y “Hombres con
puerta y Unidades Yunta”.

En 1970 dio a conocer su manifiesto “Intra-Espacialismo” con el
que buscaba reconsiderar la posición moral del hombre frente al mundo
actual que le rodea, por lo que agrupó diversos trabajos en los que
abordó el tema de la comunicación y la necesidad de la búsqueda del
otro.

Su conjunto monumental más importante es el constituido por las
dos grandes esculturas de “San Valero” y el “Angel Custodio” ubicados
a las puertas del Ayuntamiento de Zaragoza, así como el gran relieve
de la “Venida de la Virgen del Pilar” (1969), en la fachada de la
Basílica de sa ciudad zaragozana.

Además del “Monumento a la labradora turolense” (1976) y la
escultura “Encuentro” (1982). En el ámbito de los retratos,
figuran los bronces esculpidos de Luis Gómez Laguna (1970), del poeta
Miguel Labordeta (1957) y del historiado

You must be logged in to post a comment Login